Curso escolar
Varios niños, a la entrada de un colegio. EFE

La Fiscalía de Menores de Valencia tiene abiertas 164 diligencias de investigación contra padres que toleran, presuntamente, el absentismo escolar continuado de sus hijos. Un volumen muy superior al de años anteriores, pues ya en junio se rebasó la cifra de los 140 casos alcanzados en todo 2011.

Este es uno de los grandes caballos de batalla de la fiscal coordinadora de esta sección, Gema García, que hace unos años emprendió una cruzada para atajar este fenómeno. “Vemos que el 90% de los menores que llevamos a juicio tienen problemas de absentismo escolar, lo que es un indicador” para atajar la delincuencia juvenil, sostiene. “El absentismo venía siendo una cuestión estructural, porque se asumía que no se podía hacer nada y que la actuación de algunos padres que toleraban y consentían esta situación era impune”, explica a 20 minutos.

Pero su departamento ha optado por “exprimir” al máximo el Código Penal, dado el vacío en este ámbito. Por ello, acusa de un delito de abandono de familia (art. 226) a los padres que no reaccionan a sus requerimientos, lo que conlleva penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses o inhabilitación para la patria potestad.

De este modo, casi el 90% de las diligencias abiertas acaban finalmente en denuncia ante el juez. Además, a este aumento de casos investigados ha ayudado la elaboración de un protocolo inicial para L’Horta Sud que se ha extendido a más municipios y a Valencia capital, la concienciación de los centros y la creación de comisiones municipales de absentismo.

Gracias a este trabajo, los casos se detectan y se remiten a la Fiscalía de Menores en dos o tres meses, frente a la demora de hasta dos años que tenía lugar antes, lo que impedía poner coto al problema.

Un problema sin cobertura legal

La fiscal de Menores de Valencia, Gema García, considera “absurdo” que el Código Penal no recoja un asunto como el absentismo escolar, pero sí baje al detalle en aspectos “que rayan lo increíble” como el robo de vehículos, en los que especifica si es un coche o un ciclomotor o el valor del mismo (artículo 244). El perfil del menor absentista es el de un adolescente de entre 13 y 14 años.

Consulta aquí más noticias de Valencia.