La familia de Rocío Estepa Vílchez, víctima de la violencia de género cuya muerte fue sentenciada como asesinato por un tribunal, ha expresado su "más profundo estupor y rechazo por las manifestaciones del subdelegado del Gobierno de España en Jaén en relación con la violencia de género" al "calificar como accidentes" las agresiones machistas.

A través de un comunicado y cuando está a punto de cumplirse el sexto aniversario de la muerte de la joven, los familiares han considerado "una muestra intolerable de falta de sensibilidad hacia las mujeres víctimas de violencia de género por parte de un representante del Gobierno de España y una muestra de su falta de empatía hacia las víctimas y sus familias", que "hace dudar sobre su capacidad para actuar con decisión en la lucha contra los delitos de esta naturaleza.

"La familia de Rocío Estepa Vílchez exigimos públicamente al subdelegado del Gobierno, señor Juan Bautista Lillo, que rectifique y reconozca su gran error al calificar como accidentes los asesinatos de mujeres, tal como hemos leído en la prensa", ha aseverado.

En su opinión, "no es admisible que un representante público que se supone que está al servicio de la sociedad y que cobra de nuestros impuestos, no considere que la muerte de una sola mujer sea una tragedia de la máxima gravedad".

Junto a ello y como al resto de vecinos y vecinas de Jaén, le han solicitado que el este jueves a las 20,00 horas se una a la concentración que todos los primeros jueves de cada mes se realiza a las puertas de la Subdelegación que él dirige y "acompañe a las mujeres y hombres que luchamos con decisión contra la lacra de la violencia de género".

Consulta aquí más noticias de Jaén.