COAG y UPA han denunciado que continúan las prácticas comerciales "abusivas" impulsadas por las grandes cadenas de distribución, tales como utilización de la leche como producto reclamo o la venta a pérdidas.

"Tras el acuerdo suscrito por el Ministerio de Agricultura con la distribución, la industria, las cooperativas y una parte de la producción no se perciben cambios en la forma de operar de los eslabones finales de la cadena", según han señalado ambas organizaciones que no firmaron dicho acuerdo.

Según los datos del Fondo Español de Garantía Agrarias (FEGA), el precio medio de la leche no superó los 0,30 euros por litro en agosto, un mes más por debajo de los costes de producción, que se situaron en 0,35 euros por litro.

"Hay industrias que están planteando a los ganaderos contratos con precios que no superan los 0,29 euros por litro bajo la amenaza de no recoger la leche si no se firman", han denunciado.

A los bajos precios de la leche en el campo, se suma la espiral alcista de las materias primas básicas para la alimentación animal. Así, entre enero y septiembre, el precio de los piensos ha subido más de un 40%, tendencia que dificulta la viabilidad económica de las cerca de 22.000 explotaciones de vacuno de leche que existen en España.

Ambas organizaciones han exigido al ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, que tenga en cuenta las demandas de todo el sector productor, ya que, a su juicio, es la forma más adecuada de afrontar debidamente los problemas y orquestar soluciones que redunden en precios dignos para los ganaderos.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.