Giahsa ha dado por finalizado el suministro de emergencia que ha estado activo durante todo este verano y que ha permitido "garantizar" el abastecimiento a todas las poblaciones de la comarca del Andévalo desde la nueva Estación de Tratamiento de Agua Potable de la zona.

Según ha informado la empresa pública en una nota, el trabajo "conjunto" de la empresa de gestión de la Mancomunidad de Servicios de la Provincia de Huelva (MAS) y de la Junta de Andalucía ha hecho posible la entrada en servicio de la nueva infraestructura.

En este sentido, desde Giahsa remarcan que se han destinado unos 300.000 euros para bombear agua mediante grupos electrógenos desde la Presa del Andévalo a la balsa reguladora de Cabezo del Pasto, dado que las obras para la entrada en servicio de los bombeos "definitivos" están aún pendientes de finalización por parte de la Confederación Hidrográfica del Guadiana.

Así, esta actuación extraordinaria de Giahsa ha permitido poner en marcha la nueva ETAP de Puebla de Guzmán y cubrir así la demanda que se intensifica en los meses de verano, y que este año llegó a provocar restricciones nocturnas en doce poblaciones de ocho municipios.

Durante todo el verano, y en paralelo a la utilización de la ETAP, Giahsa, la Junta de Andalucía y la empresa constructora de la planta han trabajado en las labores de puesta en marcha. Ello ha permitido disponer de agua suficiente para las poblaciones al tiempo que se optimizaba la capacidad completa de la instalación.

No obstante, se trata de una "costosa" actuación de emergencia que debe dar paso a la solución definitiva. MAS y Giahsa realizarán un análisis de las necesidades técnicas con los alcaldes de los municipios de la zona para trabajar de forma conjunta con la Junta de Andalucía y con el Gobierno central para que, a través de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, se finalice la actuación que conectará definitivamente la ETAP a través de suministro eléctrico desde el Embalse del Andévalo.

En total, las poblaciones afectadas por restricciones nocturnas intermitentes fueron 12 poblaciones de la zona del Andévalo. La entrada en servicio de la ETAP por medio de la costosa solución técnico ha permitido subsanar la carencia de agua durante este verano, ya que la infraestructura ha aportado un caudal de 50 litros por segundo, que ha superado el déficit de 10 litros por segundo que se producía desde el rebombeo de la ETAP de Aljaraque, y que se agudizó por las altas temperaturas registradas en esos meses de julio y agosto.

Estudio técnico

De otro lado, en tanto se activa definitivamente la ETAP de Puebla de Guzmán, Giahsa trabaja en un estudio que el verano que viene supondría un "importante" ahorro al evitar la instalación de nuevo de los grupos electrógenos en la captación de agua para impulsarla hasta la infraestructura. Así, al empresa de gestión prevé invertir 70.000 euros en llevar energía eléctrica hasta el embalse de El Andévalo.

Se trataría de llevar una línea de media tensión de 3,5 kilómetros de longitud desde la balsa de Cabeza del Pasto al embalse. La obra costaría a Giahsa unos 70.000 euros y aprovecharía los trabajos de la Confederación Hidrográfica del Guadiana, apoyándose en el trabajo de los alcaldes de la zona, que se encargarían de gestionar los permisos de paso del tendido. La energía eléctrica partiría de Minas de Herrería hasta el embalse del Andévalo.

El objetivo final de la MAS, a través de Giahsa, es anticiparse a la demanda prevista para el próximo verano y de esta forma tener la solvencia y capacidad para asumir la producción que precisa la población sin sobre dimensionar el gasto.

Consulta aquí más noticias de Huelva.