Cerca de cinco mil inmigrantes irregulares de Castilla y León privados de la tarjeta sanitaria tras el último Real Decreto del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad podrán ser atendidos en el Sistema Nacional de Salud (SNS) mediante el pago de unos 710 euros anuales, según el acuerdo alcanzado hoy entre el departamento de Ana Mato y los consejeros del ramo de las distintas comunidades autónomas.

Así lo ha destacado el titular de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado, quien, en declaraciones a Europa Press tras la celebración en Madrid del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), ha explicado que se han aprobado los convenios especiales para que aquellos ciudadanos que no tengan derecho a tarjeta sanitaria, fundamentalmente los 'sin papeles', puedan recibir asistencia sanitaria, con un coste anual de 710,4 euros para los menores de 65 años y de 1.864,8 euros para los mayores de 65 años.

"De esta forma, la gente que haya quedado fuera tiene una nueva vía para recibir las prestaciones de la cartera básica de servicios, a excepción de la prestación farmacéutica", ha precisado Sáez Aguado, quien ha subrayado que en Castilla y León la medida podría beneficiar a un total de 5.000 irregulares.

Para éstos, ha recordado, la Consejería de Sanidad castellanoleonesa ya había diseñado un sistema a fin de que los 'sin papeles' pudieran recibir asistencia sanitaria en Atención Primaria y, en algunos casos, otras prestaciones como diálisis y oxigenoterapia al objeto de evitar situaciones de riesgo vital para los pacientes.

Además de a los inmigrantes irregulares, los convenios están dirigidos a españoles que nunca hayan trabajado y tengan ingresos superiores a los 100.000 euros anuales y a los europeos y ciudadanos de terceros países que quieran suscribirlos durante su estancia en España para ser atendidos.

El copago

Por otro lado, el Consejo Interterritorial ha evaluado los efectos de las medidas de la reforma sanitaria aprobada antes del verano, como el copago, "que en los dos primeros meses, tal y como se ha podido comprobar, ha contribuido a la sostenibilidad del sistema pues el gasto farmacéutico se ha reducido sustancialmente, con lo que la valoración es positiva".

Por otro lado, también se ha dado luz verde al proyecto de orden por la que se crea y se regula el funcionamiento de la Red Española de Agencias de Evaluación de Tecnologías Sanitarias y Prestaciones del SNS y sus normas de funcionamiento, al tiempo que se ha aprobado la elaboración del Libro Blanco de los Profesionales Sanitarios del Sistema Nacional de Salud, algo que, como así ha recordado Sáez Aguado, ya se avanzó en el último encuentro de consejeros celebrado recientemente en Valladolid con presencia de Ana Mato.

El documento, que podría estar listo en un año, incluirá los avances en materia de ordenación de las profesiones sanitarias, con mención a los asuntos como el nuevo mapa de especialidades en ciencias de la salud o los retos que se plantean con la implantación de la troncalidad.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.