El presidente de Extremadura, José Antonio Monago, ha asegurado este miércoles que hay que hacer "los esfuerzos que haya que hacer" para que se revaloricen las pensiones, y ha apuntado que este ámbito no se puede verse afectado por los ajustes.

"El Gobierno tiene que hacer una cosa fundamental en estos momentos que es garantizar las pensiones y para ello tiene que haber más gente activa que pasiva. Si todos son prestatarios del servicio pero aquí cada vez hay menos cotizantes y más desempleados, la ecuación no cuadra", ha afirmado en declaraciones a La Sexta, recogidas por Europa Press.

Según ha explicado, los pensionistas "no solamente están sustentando lo que es su núcleo familiar más directo sino que están colaborando a sustentar a sus hijos y a sus nietos". "En ese sentido, el papel que están haciendo los pensionistas es impagable", ha añadido.

Hace unos días, el secretario de Estado de Seguridad Social, Tomás Burgos, retrasó el debate sobre la revalorización de las pensiones para compensar la inflación hasta el mes de noviembre, cuando debe efectuarse dicha revisión, alegando que es entonces cuando se conocerá el IPC real y cuando se podrá saber si la desviación con respecto de las previsiones es "asumible" para el sistema.

Sin decisión en relación con el rescate

El jefe del Ejecutivo extremeño, que ha resaltado que no es el momento de revisar el modelo de financiación, ha manifestado que es necesario seguir haciendo ajustes haya o no rescate económico dado que las comunidades autónomas tienen que cumplir con el objetivo de déficit.

En este punto, ha confesado que el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, no dio ayer información sobre la ayuda a España. "No hay ninguna decisión en relación al rescate", ha agregado.

'CLÁSICO'

Con aires de independencia

Monago también ha sido preguntado por el partido que este fin de semana enfrentará al Real Madrid y al Barça, en concreto por la intención de la Asamblea Nacional de Cataluña de convertir el encuentro "en una explosión en favor de la independencia".

El presidente extremeño ha manifestado que fuera del campo habrá "muchísimos más miles de aficionados" que no van a estar "en esa tesis". "Siempre se escuchan gritos de independencia. El fútbol es fútbol y eso le da una nota de color. Es muy normal en ese espacio. No me siento incómodo en absoluto. Soy del Barça y siempre he sido del Barça. No creo que la política tenga que entrar en los terrenos de juego", ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.