El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Fernández, ha asegurado que las inspecciones del plan de prevención del fraude fiscal del Gobierno de Extremadura ha supuesto un incremento en la recaudación de diez millones de euros a lo largo de 2012.

Así, Fernández ha explicado que se trata de un plan regional que engloba los procesos de inspección, valoración, tributación y recaudación, en coordinación con la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Según ha señalado en rueda de prensa, este plan "está empezando a dar unos resultados espectaculares", puesto que la administración regional ya ha detectado "20.000 fallecimientos de los que no se han hecho declaración de sucesiones", entre los años 2008/2011, sobre los que se ha actuado.

Fruto de esa actuación y hasta el momento, se han incoado un total de 600 expedientes sancionadores, a los que hay que sumar otros 500 expedientes en inspección, y 5.550 en gestión por parte de la Consejería de Economía y Hacienda, lo que ha supuesto 1,5 millones de euros en "sanciones".

Programa dehesa

Además, el consejero ha apuntado que la "potenciación" de la lucha contra el fraude en la región estará acompañada por la intensificación de las tareas de "asistencia, información y asesoramiento" al contribuyente que lo requiera.

Del mismo modo, el titular de Economía y Hacienda ha adelantado que aunque estos resultados "aún no han concluido", la administración regional está "a punto de implantar" un programa conocido como 'Dehesa', un sistema de gestión informatizada de los ingresos de Extremadura que mejorará "sustancialmente" y ayudará a las tareas contra el fraude impositivo.

Registro único de proveedores

Por otra parte, Fernández ha adelantado que a partir de enero de 2013 funcionará el "registro único de proveedores", una herramienta que servirá para conocer cuándo se realizan los pagos de las facturas pendientes y cuánto tiempo se demora.

"Ante todo apostamos por la transparencia informativa aún cuando la implantación de este registro nos pueda perjudicar (...) las facturas en los cajones se van a terminar", ha aseverado Fernández, quien ha apuntado que esta iniciativa "va a redundar en una sustancial mejora" de los procesos de gestión interna.

De este modo, se conocerá en qué momento las facturas han entrado en el registro, la situación individual de las cuentas pendientes "en cada momento", la "situación global" de la gestión del gasto, así como cada uno de los pasos de gestión.

Oficina de control de presupuestos

En esta línea, ha explicado que el Gobierno regional está impulsando una "oficina de control presupuestario", cuya función será la de "garantizar y facilitar" el acceso a una información "transparente" de la ejecución presupuestaria.

De esta manera, se conocerá "detalladamente" el destino del dinero de los extremeños, y como uno de los cometidos "principales" se asesorará de manera técnica a los grupos parlamentarios.

La implantación de esta oficina también servirá para conocer la información acerca de los fondos europeos, las inversiones reales del Gobierno regional y su nivel de ejecución, el cumplimiento de los objetivos de déficit, así como las medidas de los planes económicos y financieros y de los planes de ajuste, ha explicado.

Por último, Fernández ha hecho referencia a la implantación de un "modelo de estimaciones" de "variables económicas" en Extremadura, previsto para el año 2014, cuya función será la de conocer "cómo evoluciona la generación de riqueza y empleo".

Este modelo analizará las "repercusiones" de las políticas económicas que se llevan a cabo y se sabrá en qué medida impactan los presupuestos en la gestión del empleo y la riqueza, además de poder elegir entre "políticas alternativas" para ver cómo inciden las medidas económicas.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.