El consejero de Economía y Hacienda, Antonio Fernández, ha asegurado que las inspecciones del plan de prevención del fraude fiscal del Gobierno de Extremadura ha supuesto un incremento en la recaudación de diez millones de euros a lo largo de 2012.

Así, Fernández ha explicado que se trata de un plan regional que engloba los procesos de inspección, valoración, tributación y recaudación, en coordinación con la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Según ha señalado en rueda de prensa, este plan "está empezando a dar unos resultados espectaculares", puesto que la administración regional ya ha detectado "20.000 fallecimientos de los que no se han hecho declaración de sucesiones", entre los años 2008/2011, sobre los que se ha actuado.

Fruto de esa actuación y hasta el momento, se han incoado un total de 600 expedientes sancionadores, a los que hay que sumar otros 500 expedientes en inspección, y 5.550 en gestión por parte de la Consejería de Economía y Hacienda, lo que ha supuesto 1,5 millones de euros en "sanciones".

Consulta aquí más noticias de Badajoz.