La Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) ha confirmado que autorizó en 2007 la retirada de grava de la rambla de Béjar, a 100 metros aguas arriba y aguas abajo del puente de la A-7 que se derrumbó el pasado viernes por el efecto de las inundaciones provocadas por el episodio de gota fría.

En cualquier caso, la CHS ha desmentido a Europa Press que se haya quitado gravilla de la zona de la autovía porque "es peligroso" y allí "no se actuó". Asimismo, añade que, desde 2007 "no se ha hecho nada allí".

La Confederación explica que el límite de 100 metros en la retirada de gravilla se establece "por seguridad", precisamente, porque "se supone que no afecta" así a la vía. Por tanto, la CHS señala que, puesto que se respetó el límite, "no tiene nada que ver una cosa con la otra".

Por su parte, fuentes del Ministerio de Fomento han confirmado a Europa Press que está investigando las causas en colaboración con la CHS, que tiene competencias en la rambla y porque es "el procedimiento que se hace siempre".

No obstante, el Ministerio explica que "no se puede apuntar" ninguna causa en concreto, lo cual "sería un atrevimiento".

Consulta aquí más noticias de Murcia.