El exdirector general de Mercasevilla Fernando Mellet, imputado por un presunto delito de cohecho en Mercasevilla, se ha acogido este miércoles a su derecho constitucional a no declarar al haberse "vulnerado" sus derechos fundamentales, pues hay que recordar que su abogado ha recurrido ante el Tribunal Constitucional la grabación realizada por los dos empresarios en la que supuestamente se produce la petición de una comisión ilegal al considerar que se han vulnerado el derecho a la intimidad y a no declarar contra sí mismo de su cliente.

Durante el juicio con jurado popular que se está celebrando en la Audiencia Provincial de Sevilla, Mellet ha dicho que "siguiendo las instrucciones marcadas por mi abogado, me voy a acoger al derecho constitucional a no declarar, porque desde el principio de la instrucción" realizada por la juez de Instrucción número 6 de Sevilla, Mercedes Alaya, "y hasta el día de hoy, se están vulnerando mis derechos fundamentales".

En este punto, el magistrado presidente del jurado, Ángel Márquez, ha interrumpido al imputado y ha señalado que "si no quiere declarar, no declara", tras todo lo cual el fiscal, Juan Enrique Egocheaga, ha querido dejar constancia de las preguntas que iba a realizar al acusado a fin de que los miembros del jurado popular puedan escucharlas. Entre las preguntas, el fiscal le ha cuestionado "para quién era el dinero" y si el exdelegado provincial de Empleo Antonio Rivas "le dijo para quién era".

El fiscal también le ha preguntado "cómo se iban a repartir el dinero" y si "prometió" al exdirectivo del merca Daniel Ponce y a la funcionaria Regla Pereira "alguna cantidad de dinero a cambio de su participación", así como si "se reconoce en la grabación" cuya audición ha tenido lugar de manera previa. Ante el silencio "contradictorio" del acusado, el fiscal ha pedido que se una testimonio de la declaración prestada por Mellet en sede policial, algo que no ha sido admitido por el magistrado por "no tratarse de diligencia sumarial", lo que ha motivado la protesta del representante del Ministerio Público.

Como anécdota, hay que destacar que el acusado se ha colocado inicialmente para declarar frente al magistrado, pero el abogado de Antonio Rivas, Francisco Baena Bocanegra, ha solicitado al magistrado que se retrasara su posición a fin de que su cara pudiera ser vista por todos los miembros del jurado y todos los letrados personados en este procedimiento.

El magistrado ha accedido a ello y ha sido entonces cuando Mellet, junto al propio Baena Bocanegra y una funcionaria, ha ayudado a retrasar la silla y la mesa donde iba a tener lugar la declaración.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.