Será gracias a una aplicación creada por Valerie Sutton y la empresa FileMaker denominada SignBank.

Ésta es capaz de almacenar todos los movimientos, formas de las manos y expresiones faciales en su forma escrita. Dicho lenguaje es conocido como Signwriting (escritura de señas).

La base de datos permite a niños y adultos sordos realizar búsquedas por palabras o señas de cualquier concepto. Es como su diccionario. Además de favorecer la alfabetización, SignBank también traduce idiomas a señas.

Se emplea en 27 países

No existe un lenguaje por señas que sea universal, sino que hay muchos y difieren según los países y las culturas. Signwriting se utiliza en 27 países.

La aplicación incluye también un diccionario de símbolos y señas que pueden ser ordenados e impresos; visionados como un álbum de dibujos para niños o como una base de datos multilingüe pensada para los profesores con videoclips y animaciones. De momento, el software está en inglés. Más información y descargas en www.singbank.org.