Los presidentes de la Cámara de Comercio de Lleida, Joan Simó; de la Diputación, Joan Reñé; el alcalde de la ciudad, Àngel Ros y el conseller de Agricultura han criticado en sendos discursos durante la inauguración de la feria agrícola Sant Miquel de la ciudad el descarte de la autovía Lleida-Tarragona, la N-240 por Fomento y han reclamado su construcción.

"Esta vía es imprescindible como única salida natural de nuestro tejido productivo al mar y en cambio, volvería a ser un proyecto totalmente prescindible para el ministerio de Fomento, como lo sería también la construcción de la autovía entre Lleida y la Aran y su conexión con Francia", ha señalado Reñé.

Por su parte le conseller de Agricultura, ha puntualizado que entre los cuatro no habían hablado antes del discurso, no se habían sincronizado y todos han hecho referencia en sus discursos a que Lleida y el sector agrario necesita esta autovía de comunicación con Tarragona.

"El puerto de Tarragona es el puerto natural de Lleida, estamos abriendo fronteras a la ganadería en el puerto de Tarragona, para facilitar esta actividad económica necesitamos esta autovía", ha señalado.

Pelegrí ha asegurado que los retos del conjunto de la economía como son la innovación, la investigación, la transferencia y la internacionalización dan en el campo agrario la agricultura del conocimiento y la Unión Europea con la unificación de fondos abre para este campo una puerta de 4.900 millones de euros.

"El sector ha de estar preparado, Catalunya también, el parque científico de Lleida, el Irta, el Cresa y otros organismos de este país están preparados para que cuando salga este programa europeo de la PAC 2014-2020 podamos obtener estos fondos", ha afirmado.

El conseller ha valorado muy positivamente las cifras del sector agrario y ha destacado que este año se han aprobado dentro del programa Leader 412 resoluciones de apoyo a pequeñas y medianas empresas por valor de 18 millones de euros, lo que representa una inversión de 56 millones.

En la inauguración, el conseller ha puesto de relevo que en el sector agroalimentario, la tasa de cobertura (porcentaje sobre el peso que tienen las exportaciones sobre las importaciones) no ha parado de mejorar desde el 2007, pasando del 64% antes de la crisis (2007) a un 80% el 2011 y a un 83% durante el primer semestre de 2012.

"Esto quiere decir que antes de la crisis comprábamos 100 al extranjero y sólo éramos capaces de vender 64. Ahora somos capaces de vender 83", ha asegurado.

Así, la tasa de cobertura nos demuestra que la competitividad de nuestras empresas es mucho más fuerte de la que muchas veces se nos atribuye y que, si bien no producimos cantidad, nuestra calidad nos permite ofrecer más valor que nuestros competidores.

Pelegri ha indicado que la industria cárnica mantiene el liderazgo —es el que exporta con más valor—, pero los productos de alta calidad como la fruta, los aceites y los vinos también acumulan importantes incrementos interanuales.

Según el titular de Agricultura, la calidad de la fruta catalana hizo que creciera un 12% en los mercados internacionales el 2011, el 2010 lo hicimos un 5,4% y este año, han disminuido por culpa de las granizadas y la baja producción, pero en cambio se los ha dado una muy buena cotización en palco.

"Nuestra fruta tiene una gran aceptación al mercado ruso, una economía que en 2 o 3 años puede acontecer la quinta del mundo en términos de PIB", ha apuntado.

Consulta aquí más noticias de Lleida.