Los trabajadores del mercado central de abastos hispalense, Mercasevilla, han suspendido a consecuencia de la lluvia la manifestación programada para este jueves dentro del nuevo calendario de movilizaciones acordado por la plantilla, que además planea una huelga para reclamar soluciones a los numerosos frentes laborales y financieros que asedian a esta sociedad participada mayoritariamente por el Ayuntamiento hispalense. El comité de empresa, no obstante, se ha reunido con los concejales capitalinos del PSOE e IU-CA, a quienes ha pedido que, dado el gobierno de coalición que forman ambas fuerzas en la Administración andaluza, "presionen" al Gobierno autonómico para que resuelva los frentes correspondientes a esta institución.

Rafael Domínguez (CCOO), presidente del comité de empresa, ha explicado a Europa Press que durante el encuentro celebrado con los concejales de ambas fuerzas políticas, los representantes de la plantilla han demandado a PSOE e IU-CA "presión" ante el Gobierno andaluz para que sean resuelto los frentes que Mercasevilla tiene abiertos con la Junta de Andalucía, como es el caso de las sanciones por la localización de pescado inmaduro en la lonja o la financiación de las prejubilaciones del expediente de regulación de empleo acordado en 2007.

La liberalización de servicios

En cuanto a la modificación de los reglamentos de prestación de servicios y de régimen interior, extremo que prevé acordar la comisión ejecutiva de Mercasevilla el próximo lunes para comenzar la liberalización de los servicios de la lonja de pescado, Domínguez ha anunciado la futura "impugnación jurídica" de este acto que pone en jaque la mitad de los 198 puestos de empleo de la plantilla.

Antonio Rodrigo Torrijos, portavoz municipal de IU-CA, ha mostrado, de su lado, su apoyo a la plantilla de Mercasevilla y se ha comprometido, de la mano del PSOE, a "realizar gestiones con la dirección de la empresa, a fin de intentar evitar el proceso de privatización que el Gobierno local se ha propuesto iniciar a principios de la próxima semana". Torrijos ha vuelto a dejar claro el rechazo de su fuerza política a la liberalización de actividades pretendida por el PP, ya que, según ha advertido, "esta medida traerá consigo una destrucción importante de puestos de trabajo, además de la pérdida de derechos sociales adquiridos por la plantilla y el empeoramiento de la calidad de los servicios".

Los frentes de mercasevilla

Los motivos de las movilizaciones son ya conocidos, porque Mercasevilla promueve actualmente una liberalización parcial de servicios que afecta a casi cien de los 198 miembros de la plantilla, concretamente a los trabajadores adscritos a la lonja de pescados. De otro lado, la directiva de la sociedad mixta, dirigida por Manuel Blanco, ha decidido suspender la paga extraordinaria de Navidad y ampliar la jornada laboral de la plantilla a 37,5 horas semanales merced al real decreto Ley 20/2012. Este extremo, según Rafael Domínguez, presidente del comité de empresa, motivará una merma salarial de 300 euros mensuales en las nóminas restantes de 2012 para todos los trabajadores y ha supuesto que unos 30 trabajadores sujetos a la bolsa de empleo hayan visto en el aire sus contrataciones.

Y finalmente, pero no menos importante, sigue latente el enquistado conflicto del expediente de regulación de empleo promovido en 2007 por Mercasevilla y gracias al cual fueron prejubilados 40 trabajadores. Si bien el procedimiento fue autorizado por la Consejería de Empleo e incluso median documentos sobre el libramiento de fondos para estos 40 prejubilados, la Administración andaluza se desvinculó finalmente de la financiación de este ERE poniendo en jaque las rentas de los prejubilados, que eventualmente están siendo cubiertas por Mercasevilla.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.