La Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) ha afirmado que las industrias del sector lácteo y la distribución "llevan mucho tiempo imponiendo los precios de la leche" a los ganaderos y, con la nueva regulación, "aprovecharán para hacerlo mediante un contrato, amparados por la Ley".

En un comunicado, UPA señala que si el contrato homologado obligatorio que establece el Real Decreto no garantiza un precio de la leche que al menos cubra los costes de producción, éste "va a ser el suicidio colectivo del sector".

Por este motivo, la organización agraria pide una moratoria de los contratos para lograr que los precios en origen se recuperen. Según detalla, los precios se sitúan en 0,28 euros por litro, cuando el precio medio necesario para alcanzar un beneficio neto sería de 0,414 euros.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.