El Gobierno valenciano ha afirmado que no va a retirar el decreto de recortes (Decreto Ley 1/2012) que aprobó a principios de año, aunque ha llegado a un principio de acuerdo con la mayoría de los sindicatos —excepto con Intersindical— en materia de acción sindical y de incapacidades laborales.

Así lo ha indicado el conseller de Hacienda y Administración Pública, José Manuel Vela, en declaraciones a los medios de comunicación, tras presidir la Mesa General de Negociación, a la que junto a los representantes de CCOO, UGT, CSI·F, Intersindical y FES, también han asistido el conseller de Sanidad, Luis Rosado, y la consellera de Educación, Formación y Empleo, María José Català.

En el encuentro, los sindicatos han pedido por unanimidad a Vela que retirase el decreto de recortes, tras aprobarse el Real Decreto Ley 20/2012 del Gobierno central, que incluye, entre otras medidas, la eliminación de las pagas extras a los funcionarios públicos.

Al respecto, Vela les ha comentado que el decreto autonómico no se podía retirar "por coherencia con el plan de reequilibro de la Generalitat, que ya se presentó conteniendo todas estas medidas". Así, entiende que dar marcha atrás en este sentido "sería poner en peligro el cumplimiento de todo el escenario de estabilidad". Vela ha anunciado en este sentido que el Consell aprobará mañana el decreto por el que se extiende al ámbito de la Comunitat la normativa que en julio aprobó el Gobierno de España.

Sobre este tema, todos los representantes sindicales le han manifestado su protesta y, por ejemplo, el representante de Intersindical, Vicent Mauri, ha indicado que los valencianos "están doblemente castigados, por el recorte de Rajoy y el de Fabra, de enero y de julio". Frente a ello, el Gobierno valenciano —ha lamentado— "se ha negado a compensar estos dos recortes", ha dicho.

Junto a esta discrepancia, el portavoz de UGT, Luis Lozano, ha lamentado que en la reunión de este jueves el Gobierno valenciano tampoco ha querido hablar de incrementos retributivos para el año que viene ni de solventar el problema del personal interino —reducción de jornada y sueldo". "Estas —ha agregado— han sido las sombras de las reuniones".

Las "luces"

Pero también ha habido "luces" en el encuentro. Así, los sindicatos se han acogido a firmar un acuerdo de acción sindical y de representatividad para los próximos dos ejercicios. Ahora, en los próximos tres meses, se empezarán a negociar estos aspectos "que hasta ahora estaban muy en el aire", ha dicho el conseller.

Preguntado por si este acuerdo se refiere a recuperar a los liberados sindicales, ha contestado que "son aspectos que en los próximos meses se tendrán que analizar, pero yo no puedo prever ahora, con anterioridad a las negociaciones, cuál será el final", ha comentado.

Al respecto, el portavoz de UGT, Lozano, ha recordado que el año pasado "se eliminaron" a todos los liberados, y ha puntualizado que la aplicación del nuevo decreto supondrá el aumento de créditos horarios para poder acumular horas y que "algún compañero pueda ser liberado o no", pero ha insistido en que desconocen en este punto la voluntad "real" del Gobierno.

Por su parte, el representante de CCOO ha señalado que las organizaciones "padecieron" un recorte de 192 liberados institucionales, y ha resaltado que "es una cosa atípica el hecho de que en la administración no haya recursos para llevar a cabo las tareas sindicales recogidas en la Constitución". Así, ha aseverado que esperan que no haya un nuevo recorte de derechos "porque no es una cuestión económica, si no ideológica", ha dicho.

Incapacidad laboral

Asimismo, con este preacuerdo, "se ha solucionado el problema de la incapacidad laboral transitoria que había en la comunidad, donde médicos, enfermeras y profesores tenían unas pérdidas económimcas tremendas cuando estaban enfermos", según ha manifestado Andrés Cánovas, de la Federación de Sindicatos de Educación y Sanidad (FESE).

En este sentido, Cánovas ha recordado que "si se tenía una enfermedad grave, los funcionarios tenían una pérdida retributiva tremenda, con unas retribuciones muy bajas en comparación con las que tenían cuando estaban trabajando. Es decir, podían cobrar tan solo el 30 por ciento". "Y esto se va a solucionar con el nuevo decreto", ha destacado.

Lozano también se ha felicitado por este acuerdo "importante" que "mejora el de Madrid" y con el que se creará una comisión de seguimiento "en la que se podrán interpretar o solucionar los problemeas derivados de este tema".

Intersindical ha sido el único sindicato que no ha firmado el acuerdo, no por su contenido, si no porque la semana que viene tienen una reunión y lo valorarán, según ha dicho Mauri. También ha lamentado que se "imponga la política del Gobierno valenciano en materia laboral".

Consulta aquí más noticias de Valencia.