La Diputación de Segovia ha manifestado su oposición a la supresión de los servicios de urgencias en la provincia y ha instado a la Junta de Castilla y León a que revise su decisión y la corrija en base a la realidad territorial y el acceso a los servicios básicos de los ciudadanos de los municipios afectados.

La medida, que entrará en vigor el 1 de octubre, supone en Segovia el cierre del servicio nocturno de guardias médicas que se realizan en los Puntos de Atención Continuada de seis localidades (Aguilafuente, Ayllón, Bercial, Boceguillas, Santa María la Real de Nieva y Turégano), lo que no se acompaña del refuerzo de profesionales en los centros de salud que absorberán la carga asistencial.

Los grupos políticos en la Diputación, PP y PSOE, han acordado este rechazo en una reunión extraordinaria y urgente de la Comisión de Asuntos Sociales celebrada este jueves. En ella, se ha acordado asimismo manifestar apoyo institucional a los vecinos afectados, muchos de ellos constituidos en plataformas para canalizar su oposición.

La entidad provincial ha reclamado a la Consejería de Sanidad una reunión urgente con el presidente, Francisco Vázquez (PP), y los portavoces de PP y PSOE o diputados delegados, a fin de poder trasladarle su preocupación por el "profundo cambio" que supone para el mapa provincial sanitario la medida anunciada y para solicitarle la revisión de dicha decisión.

Los ayuntamientos de municipios afectados no han esperado para expresar su disconformidad con la decisión, que ha desembocado en la celebración de plenos extraordinarios o en la colocación de pancartas en los balcones consistoriales, entre otras acciones.

Consulta aquí más noticias de Segovia.