Javier Cercas
El escritor Javier Cercas. EFE

El escritor extremeño Javier Cercas, cuyos padres emigraron a Girona cuando él tenía cuatro años, acaba de poner a la venta su nueva novela, Las leyes de la frontera (Mondadori), una nueva crónica de la Transición española inspirada esta vez en los quinquis que conoció en su adolescencia, según ha explicado el autor.

Cercas ha presentado esta semana la publicación en la capital gerundense y ha paseado por la ciudad para mostrar a la prensa los escenarios de la novela, que transcurren sobre todo en el antiguo barrio chino, donde residía en los años setenta y ochenta buena parte de la inmigración llegada del resto de España.

Las leyes de la frontera es "la crónica de los que estaban abajoEl autor considera que su nueva obra es la "cara B" de la anterior, Anatomía de un instante, que refleja una visión de quienes influyeron en la Transición, mientras que Las leyes de la frontera es "la crónica de los que estaban abajo".

Las fuentes de inspiración de Javier Cercas, según ha explicado, han sido el libro 25 años y un día del abogado gerundense Carles Monguilod, que defendió en su última etapa al famoso delincuente Juan José Moreno Cuenca El Vaquilla, y una exposición organizada en Barcelona sobre los quinquis de los ochenta.

Cercas ha detallado que, ante aquellas fotografías y artilugios como juegos del millón, futbolines o discos de Los Chichos o Las Grecas, vio su vida convertida "en materia de historia" y le impresionaron los retratos de adolescentes de su época "que, actualmente están todos muertos".

"Me pregunté por qué ellos habían perdido la vida y la mía había sido normal y el libro no responde esa cuestión, sino que formula la pregunta", ha señalado el escritor.

Más amor que política

Sin embargo, Javier Cercas reivindica la novela como "una historia larga y compleja de amor" entre el protagonista, "El Zarco", la joven Tere y "El Gafitas", también hijo de emigrantes pero de clase más acomodada que reside en la Girona cuyo límite establece el río Ter.

Más allá de esa frontera natural que inspira el título del libro, vivían los emigrantes más pobres: "charnegos"Más allá de esa frontera natural que inspira el título del libro, vivían los emigrantes más pobres hacinados en barracones, los "charnegos", como los llama Cercas en su obra siguiendo una denominación popular.

El novelista ha recordado que él también es un "charnego" como hijo de extremeños, pero, como "El Gafitas", de un estrato social superior, ya que su padre era veterinario.

Javier Cercas evoca en su libro el barrio chino de Girona, que era epicentro de la delincuencia en la ciudad y considera que su libro sólo refleja aquella España "cutre" de la Transición.

"Según el Fondo Monetario Internacional, España era en 1985 un país en vías de desarrollo", ha explicado Cercas, para quien, pese a la crisis, el país está ahora "mejor que nunca". Ha reivindicado la bondad de la Transición, capaz de generar un salto en la calidad de vida de la población "bestial".

Las leyes de la frontera se traducirá al catalán el próximo noviembre, según ha confirmado el director de la editorial que publica la obra, Claudio López de Lamadrid, y la intención es que su autor la presente tanto en diferentes ciudades españolas como en Latinoamérica.

*Consigue un ejemplar de Las leyes de la frontera en PopularLibros.