Los trabajadores de Talleres Orán protagonizaron ayer, miércoles, un paro de dos horas para expresar su rechazo ante la pérdida de empleo que se viene registrando en la empresa desde 2010, y que cifran en el 14% de la plantilla, integrada en la actualidad por unos 140 empleados.

Según ha explicado en nota de prensa la Federación de Industria de CC.OO. en un comunicado, desde que en junio de 2010 se produjera la escisión de Talleres Orán en tres sociedades, se han registrado "más de 25 extinciones de contratos indefinidos, entre despidos, bajas incentivadas y jubilaciones", mientras que, por el contrario, solo se ha producido una prejubilación de las seis previstas para trabajadores mayores de 59 años".

Además de resaltar que la empresa "ya rescindió 22 contratos eventuales en 2009", esta federación destaca que la realidad del día a día "es bien distinta" a la que dibujó la dirección de Talleres Orán hace dos años, cuando aseguró "que el valor patrimonial de la empresa es más que suficiente para poder desarrollar su actividad sin absolutamente ninguna estrechez y con unas cuentas y unos activos perfectamente saneados".

Así, CC.OO. ha denunciado que en este tiempo la plantilla ya ha soportado "cuatro expedientes de regulación de empleo temporal", aunque -precisa- "los días consumidos por los trabajadores no llegan al 10% de los solicitados por la empresa, lo que demuestra que hay trabajo".

Asimismo, este sindicato ha asegurado que la empresa "está aplicando criterios de flexibilidad en los días de exceso de jornada y de vacaciones, incluso de movilidad funcional pero que, sin embargo, no ha aplicado el 2,4% de incremento salarial previsto en 2012". "Todos estos esfuerzos realizados por la plantilla deberían haber contribuido a garantizar una mayor estabilidad laboral. Lamentablemente, es obvio que este objetivo no se ha conseguido", subraya CC.OO.

Por todo ello, la Federación de Industria de CC.OO. ha emplazado a la empresa "a dejar de cargar sobre los trabajadores la mayor parte del peso" de la que, reconoce, "complicada coyuntura por la que atraviesa actualmente el sector de componentes del automóvil", así como a que los contratos que mantiene con personal autónomo ajeno a la plantilla "sean para la ejecución de trabajos que no realicen los trabajadores de Talleres Orán".

Consulta aquí más noticias de Cantabria.