El alcalde de Carboneras (Almería), el independiente Salvador Hernández, ha trasladado este jueves que desde el Ayuntamiento "se seguirá luchando" para que "salga adelante" el proyecto en torno al hotel de Azata del Sol. "Se han indultado edificios, se ha indultado incluso al Toro de Osborne; pues que indulten el Algarrobico", ha apuntado.

Hernández (Gicar) ha indicado a Europa Press que "acatan y respetan" las dos últimas resoluciones del Tribunal Supremo (TS) que dictaminan en firme que el establecimiento viola la Ley de Costas aunque ha insistido en que considera "una atrocidad" la demolición del inmueble que tiene detrás "una inversión multimillonaria".

"Es algo anormal y bestial que los ciudadanos de a pie, en el contexto de grave crisis económica, no pueden comprender" ha asegurado para, a continuación, remarcar que, a su juicio, genera una disociación entre las administraciones y la sociedad. Ha advertido, en esta línea, de que "el pueblo de Carboneras se siente castigado y muy maltradatado". "Se siente engañados por Junta y Gobierno central", ha apuntillado.

El regidor carbonero ha incidido en que, desde el Ayuntamiento, "seguiremos luchando dentro de nuestras posibilidades" para que "salga adelante" el proyecto turístico en torno al hotel de Azata del Sol y ha considerado, ante una eventual demolición, que la "cura sería peor que la enfermedad".

"Lleva siete años paralizados y la solución que plantean no va a llegar ni hoy ni mañana ni a corto o medio plazo, por lo que mucho me temo que seguirán pasando los años sin que se genere empleo, riqueza y bienestar en la comarca", ha afirmado. Ha demandado, asimismo, a la Junta andaluza y al Ejecutivo "voluntad" para que se abra al uso. "Si quieren, pueden", ha sentenciado.

Consulta aquí más noticias de Almería.