El consejero de Agricultura, Pesca y Medio Ambiente, Luis Planas, ha afirmado este jueves que "no sería lógico" que al final del procedimiento judicial en torno a la construcción del Hotel Azata del Sol en el paraje natural del Algarrobico, en Carboneras (Almería), desde un punto de vista legal y financiero, "quienes hemos tenido razón y estamos del lado de la Ley —en referencia al Gobierno andaluz— tuviéramos que cargar con el coste de la demolición".

En declaraciones a los periodistas en los pasillos del Parlamento, el consejero andaluz ha explicado es "muy importante" que concluyan los procedimientos en curso porque "ha habido desde el punto de vista medioambiental y legal cuestiones que no han sido correctas y ha habido irregulares que deben ser corregidas", ha asegurado.

En este sentido, ha afirmado que, por tanto, "no sería lógico que al final del procedimiento, desde un punto de vista legal y financiero, quienes hemos tenido razón y estamos del lado de la Ley tuviéramos que cargar con el coste de la demolición".

Por otro lado, Planas ha valorado las sentencias del Tribunal Supremo (TS) en relación al recurso de casación interpuesto por la promotora Azata del Sol frente a una orden ministerial de 2005 que fijaba el deslinde del dominio público marítimo-terrestres y la zona de protección en cien metros.

Planas, que ha resaltado que es "una buena noticia", ha recordado que la Junta se personó en el procedimiento y se opuso al recurso de casación, por lo que ha subrayado el Supremo en este caso "confirma al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y da la razón a la Junta en relación a este procedimiento".

Para el consejero es "un paso más en la buena dirección de lo que ha dicho en más de una ocasión, esto es, que no tiene sentido desde el punto de vista jurídico y medioambiental el proyecto". Además, ha adelantado que la Junta continuara trabajando, junto al Ministerio, para poder proceder a la demolición y restauración de la zona en las condiciones previstas.

Cuestionado por los plazos de ejecución de este proceso, Planas ha precisado que dependerá del "entramado de todos los recursos legales pendientes". Así, ha recordado el estudio encargado a Tragsa por Ministerio y Consejería para evaluar los costes y condiciones técnicas de la demolición, restauración y rehabilitación de la zona.

Por último, ha resaltado que "hay que seguir todos los pasos para confirmar que estamos en plena legalidad, pero paso a paso vamos caminando hacia el objetivo".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.