La crisis hace que el 30% de las personas que comparten piso tengan entre 35 y 44 años

  • El 66% de los que comparten piso se ven obligados por su situación económica.
  • Personas de 45 a 54 años ya suponen casi el 20% de los que comparten piso.
  • Los perfiles más comunes: jóvenes que han terminado de estudiar pero no pueden independizarse y personas separadas o divorciadas.
  • Abundan los propietarios que alquilan una habitación para pagar la hipoteca.
Compartir piso es una opción cada vez más habitual por culpa de la crisis.
Compartir piso es una opción cada vez más habitual por culpa de la crisis.
FLICKR/Fe Landgraf

Compartir piso ya no es solo cosa de estudiantes. Cuando la crisis aprieta compartir vivienda pasa a ser una opción. De hecho, el 30,2% de las personas que comparte piso en España tienen entre 35 y 44 años. Así lo señala la encuesta para conocer las tendencias en pisos compartidos en 2012, elaborada entre sus usuarios por el portal inmobiliario fotocasa.es.

La edad de las personas que optan o se ven obligadas a compartir su vivienda sigue aumentando en nuestro país, de tal modo que el 18,3% de los adultos en esta situación tienen entre 45 y 54 años.

Y es que con la crisis el perfil de las personas que comparten piso también ha variado. Seis de cada diez encuestados son mujeres y los perfiles más comunes son jóvenes que ya han terminado de estudiar pero que no encuentran un trabajo estable o que les permita independizarse en solitario, personas separadas o divorciadas que no pueden permitirse un alquiler completo y propietarios que necesitan unos ingresos extra para hacer frente al pago de la hipoteca y ponen una habitación en alquiler.

El 66% de los usuarios que comparten piso lo hacen por la situación económica en la que se encuentran, a pesar de que el 69,3% de los encuestados afirma tener trabajo en la actualidad. El paro y los sueldos bajos son las causas principales que empujan a las personas a compartir piso.

Así, un 61,8% de los encuestados afirma que su trabajo no les permite alquilar o comprar una casa solos, mientras que el 21,7% se encuentra en esta situación tras haberse quedado sin empleo. Otra de las razones por la cual optan por compartir piso es el cambio en su situación familiar tras pasar por un proceso de separación o divorcio.

Condiciones y requisitos

En cuanto a los requisitos más deseados para compartir piso destaca que el número máximo de inquilinos con el que convivir no supere las dos o tres personas. Es la opción que elige el 62,5% de los encuestados. Le sigue, de lejos, que no haya mascotas en casa (27,6%), que se limiten las personas que se pueda llevar a casa (19,5%) y que no esté permitido celebrar fiestas (16,9%).

Si bien todas las ciudades registran un aumento en la demanda de pisos compartidos, Salamanca es la ciudad en la que más crece el interés por compartir (103%), seguida de Almería (98%), Soria (91%) y Zamora (58%).

Los datos de fotocasa.es también revelan que la ciudad de Madrid acumula un 44% de la oferta nacional de pisos compartidos (23.732), Barcelona un 14% (7.432) y Valencia con un 5% de la oferta (2.532), son los destinos favoritos para las personas que buscan compartir piso.

En línea con el ránking de precios de alquiler y venta, en el mes de agosto San Sebastián, Barcelona y Bilbao son las ciudades más caras para compartir piso. En la capital de Guipúzcoa el precio medio de una habitación se sitúa en 321 €/mes, lo que supone un 6,5% menos que en 2011.  En Barcelona, compartir una habitación se paga de media en 311 €/mes (-5,7% respecto el mismo mes del año anterior) y en Bilbao alquilar una habitación cuesta 307 €/mes (con un -6,2% de variación interanual). En la ciudad de Madrid, donde se concentra la mayor oferta de vivienda para compartir de España, los precios se sitúan en 298 €/mes, tras haber registrado una caída del 5,6% en el último año.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento