Fulminante dimisión del número dos de Diputación

Las dudas sobre el origen de sus bienes y la investigación del TSJA sobre la licencia del centro comercial Nevada, claves de la renuncia de Cañavate.
Con gesto serio, Gabriel Cañavate anunciaba ayer su dimisión.
Con gesto serio, Gabriel Cañavate anunciaba ayer su dimisión.
Se va «con la cabeza muy alta» y para poder defender su honor, como «cualquier ciudadano de a pie». Con estas palabras justificaba ayer el vicepresidente (PSOE) de la Diputación de Granada, Gabriel Cañavate, su decisión de dimitir.El hasta ahora número dos de la institución provincial y concejal de Urbanismo en Armilla no puede más. Ha renunciado a sus cargos ante las noticias aparecidas en la prensa local sobre sus propiedades urbanísticas, algunas de las cuales no justificó por «un error involuntario» en su declaración patrimonial hecha pública por el organismo provincial.

Por presión

Cañavate dijo que todos sus bienes –varios pisos pagados al contado y un solar– «están registrados», negó haberse enriquecido gracias a la política y se justificó en que le tocó la lotería en 1997. Si bien en su dimisión, confesó, también ha influido la presión  por la investigación que lleva a cabo la Fiscalía del TSJA.

El Alto Tribunal estudia las presuntas irregularidades que se dieron en el permiso que Armilla otorgó al empresario Tomás Olivo (uno de los implicados en la operación Malaya) para construir el centro comercial Nevada, concesión que ha sido impugnada por la Junta de Andalucía, que no tragará con actuaciones urbanísticas que «no se ajusten a la ley», advirtió hace dos semanas el presidente, Manuel Chaves.

Por su parte, la Diputación y el PSOE apoyan y alaban la decisión de Cañavate: «Es una «lección de democracia», coinciden. Para el presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, la dimisión evidencia la «división interna del PSOE» y augura «nuevas salidas». Mientras, Izquierda Unida aboga por revisar a fondo el urbanismo en el área metropolitana.

Algo pasó con Chaves

Los ánimos en Armilla por el caso Nevada no estaban tan tranquilos como algunos quisieron hacernos creer. La tensión que se vivió durante la visita de Chaves al municipio puso en la diana a la cúpula municipal de Armilla y a otros socialistas. Cañavate, tras 20 años ocupando cargos públicos, ya ha caído. Ahora, nuevos aires soplan para el PP en su carrera para conquistar la Diputación si es que el electorado castiga en las urnas.

Reacciones

Pte. Diputación

Martínez caler

El presidente de la Diputación agradeció ayer el «gesto político» de Cañavate. A su juicio, «le honra» porque «antepone los intereses de esta institución a los suyos».

Presidente del pp

Sebastián pérez

El PSOE atraviesa una situación «delicada» y «le ha dado» la espalda al ya ex vicepresidente, según Pérez. «Los escándalos urbanísticos del PSOE empiezan a aflorar».

Sec. general psoe

Francisco álvarez

En su opinión, la decisión de Cañavate «le otorga la libertad para poder defenderse al margen de las instituciones y del partido de las acusaciones contra su persona».

Coordinador iu

Pedro vaquero

El coordinador provincial de IU considera que esta dimisión es «anecdótica», ya que el problema radica en el «mal proceder urbanístico» de los municipios del cinturón.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento