Así, lo han señalado los concejales Amadeu Sanchis y Rosa Albert, en rueda de prensa para explicar las propuestas y prioridades del grupo municipal ante el nuevo curso político, que debe comenzar con la presentación del Presupuesto de 2013 y la Ordenanza Fiscal.

Albert ha constatado que nos encontramos en una situación de "colapso económico" que se va a agravar, ha vaticinado, el próximo ejercicio ya que no se dispondrán de los 181 millones que recibió del plan de pagos a proveedores. Por tanto, "no puede acudir a financiación externa y sólo puede hacer frente al presupuesto con los ingresos que el mismo Ayuntamiento genere y si no hay ingresos no tienen liquidez para hacer frente a los pagos".

Pese a ello, ha evidenciado que el consistorio ha realizado una previsión de ingresos "muchos más elevada que lo que demuestra la realidad". Así, a 31 de agosto de 2012 se habían recaudado el 70 por ciento de los derechos liquidados frente al 85 por ciento cobrado en 2011.

En concreto, ha apuntado que la tasa que más ingresos generar, el Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI) quedan pendientes de cobro 50,5 millones, aunque es "una pauta que se aprecia también en los impuestos directos". "Si la gente se va a la calle porque no puede pagar la hipoteca tampoco va a pagar el IBI", ha constatado.

Además, ha considerado "un contrasentido" que el Ayuntamiento prometa congelar los impuestos cuando "aumenta el IVA de los servicios públicos, el Gobienro nacional no aumenta las trasferencias a las entidades locales y la Generalitat no paga lo que adeuda con la sumisión del equipo de Gobierno local".

Por ello, ha pedido al gobierno local que "reflexionen" y que aprueban una nueva Ordenanza económica que "grave a los que más tienen" en las tasas de sus competencias, como el impuesto de vehículos por cilindrada, en el IBI o una revisión de exenciones y las bonificaciones, por "una cuestión de justicia y porque lo contrario es un error económico".

Fin del estado del bienestar

Para Amadeu Sanchis, esta actitud del Gobierno de Barberá es "deliberada" porque si no aplican una política progresiva "porque no se pueda hacer, sino porque no se quiere hacer para que las Administraciones públicas se colapsen y se desmantele el Estado de Bienestar".

De hecho, ha mantenido que estamos en una situación de emergencia económica", la "peor" desde la democracia por "la gestión nefasta del PP" ya que "una vez superada la política de grandes eventos no ofrece nada". Por ello, ha reclamado que o sometan a consulta ciudadana sus políticas o presenten la dimisión y se convoquen elecciones anticipadas.

Consulta aquí más noticias de Valencia.