Victoria Beckham se españoliza: Ya come pa amb tomàquet, y calamares

Ocurrió el pasado domingo . Me lo cuenta un lector. Ocurrió en la terraza del Aspen, uno de los lugares más chic y elitistas de La Moraleja (Madrid). La señora de Bekham pidió dos botellas de Möet Chandom que mezcló generosamente con zumo de naranja. Los niños bebieron un refresco de cola.
Victoria Beckham
Victoria Beckham
Un lector

Victoria Beckham iba a compañada de dos mujeres británicas, un asistente personal y un nutrido grupo de guardaespaldas, quienes probablemente vigilaron que no hubiera Obregones en la costa. Con ellas, Brooklyn y Romeo que ya hablan perfectamente castellano.

Victoria llevó a los pequeños personalmente al cuarto de baño. Tanto Brooklyn como Romeo son excepcionalmente sociables y simpáticos y bien educados. Los guardaespaldas que los parapetaban para que no hicieran estropicios no hubieron de intervenir.

Hicieron muy buenas migas con un Golden Retriever. Su dueña no sabe si mencionar tal circunstancia en su pedigree cuando lo presente a algún concurso de belleza canino. La ex spice Girl pija habla mucho por el móvil, come, aunque no demasiado y le gusta revisar las cuentas.

Cuando el camarero le trajo la cuenta, que superaba los trescientos euros, la examinó cuidadosamente y no abonó lo debido hasta que no le dieron cumplida explicación de algunos detalles. En principio pensó en pagar con tarjeta, pero finalmente abonó la “dolorosa” con un billete de 500 euros. Ah, y el detalle más importante, el pa amb tomàquet no tenía ajo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento