El primer ministro francés: "No es justo que España o Italia paguen intereses tan altos"

  • Defendió la necesidad de ratificar el nuevo tratado europeo para poder afrontar las próximas reformas de la UE.
  • Ha pedido que el tratado sea ratificado con una mayoría parlamentaria lo más amplia posible para dar fuerza al presidente Hollande.
  • Lo que ahorremos en el pago de los intereses de la deuda lo dedicaremos a inversión, a innovación, a investigación, a educación", afirmó.
Jean-Marc Ayrault, nuevo primer ministro francés.
Jean-Marc Ayrault, nuevo primer ministro francés.
Yoan Valat / EFE

El primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, afirmó este domingo que "no es justo que España o Italia, que hacen esfuerzos considerables, estén pagando intereses tan altospor su deuda", por lo que consideró que es necesario afrontar profundas reformas en la construcción europea.

En una entrevista concedida a la radio France Inter, el jefe del Gobierno defendió la necesidad de ratificar el nuevo tratado europeo para poder afrontar las siguientes reformas en la Unión Europea.

"La ratificación del tratado no es un fin, es una nueva etapa", aseguró Ayrault, ante las voces que desde la izquierda francesa reclaman una renegociación del tratado, tal y como se había comprometido el presidente, François Hollande, durante la pasada campaña electoral.

El primer ministro indicó que, una vez que todos los Estados hayan ratificado el tratado, habrá que hablar de otros asuntos "como las nuevas políticas de crecimiento, la transición energética, la política industrial en ciertos sectores de futuro". Afrontar esas reformas, así como la unión bancaria, será necesario para evitar que se repita la actual crisis del euro.

Pide fuerza para Hollande

Por ello, Ayrault pidió que el tratado sea ratificado con una mayoría parlamentaria lo más amplia posible para "dar fuerza para que el presidente Hollande pueda afrontar en Europa esas reformas".

"No debemos debilitar a Hollande para afrontar esas reformas. Si algo ha comenzado a moverse en Europa es gracias a la fuerza que Hollande tuvo en las pasadas presidenciales", dijo.

"No es justo que España o Italia, que hacen esfuerzos considerables para salir adelante, estén obligados a tener créditos a tipos tan elevados, del 6%. La etapa siguiente tiene que solucionar ese problema", afirmó el primer ministro.

En este sentido, el jefe del Gobierno indicó como prioridades la puesta en marcha del "mecanismo europeo de estabilidad que ha sido votado, pero que todavía no está en marcha, la unión bancaria, la intervención del Banco Central Europeo, que debe permitir a los Estados no estar en manos de los mercados financieros".

Comprometido a reducir el déficit público

Ayrault señaló que las imposiciones del nuevo tratado europeo son buenas para Francia, como el control del déficit público, por lo que se comprometió a poner en marcha el programa prometido por Hollande para conseguirlo.

"Tenemos que encontrar márgenes de maniobra. Lo que ahorremos en el pago de los intereses de la deuda lo dedicaremos a inversión, a innovación, a investigación, a educación", afirmó.

Pero señaló que Francia cumplirá el compromiso de reducir el déficit del Estado al 3% del PIB en 2013, al igual que el de que las cuentas públicas estén equilibradas al final del quinquenio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento