El consejero de Sanidad del Principado, Faustino Blanco, ha anunciado este miércoles en rueda de prensa el acuerdo del Consejo de Gobierno por el que se aprueba una nueva jornada laboral en el Servicio de Salud (Sespa) de 1.650 horas anuales, pasando así el horario efectivo de 35 a 37,5 horas semanales.

Según ha explicado el consejero, esta medida se lleva a cabo dentro de la obligación de todas las administraciones de cumplir con el control del déficit público y con el propósito de mejorar en la eficiencia para garantizar un sector público sanitario "más fuerte y sostenible".

Blanco, que ha valorado la labor de los empleados públicos y ha reconocido que se trata de una medida exigente, ha incidido en que se produce en el contexto de un marco excepcional de crisis. Por ello, entiende que de no hacerse este tipo de ajustes se podría someter al sistema a una situación de incertidumbre y, por tanto, también al empleo.

Igualmente, ha destacado que con el traslado de parte de la nueva jornada ordinaria al horario de tarde se podrá hacer más sostenible el sistema frente al anterior modelo de jornadas extraordinarias o 'peonadas', que suponían un gasto anual de entre cuatro y cinco millones de euros.

De este modo, la nueva regulación establece una jornada "lo más uniforme y homogénea" posible entre todo el personal del Sespa. Al respecto, Blanco ha concretado que a partir de 2013 se reducirán los días de libre disposición y los días de vacaciones, aunque se seguirán considerando el 24 y 31 de diciembre como días no laborables.

Como cambios favorables para el personal, el consejero ha destacado que se incrementará el coeficiente corrector de las horas realizadas de noche en turno rotatorio; y se aumentará la bonificación sobre las horas que el personal tendrá que devengar por los descansos posteriores a guardias en los servicios de urgencias.

Con todo, Blanco se ha mostrado abierto al diálogo con los representantes de los trabajadores para la implantación de la nueva jornada, remarcando que el diálogo se basa en "la responsabilidad compartida".

Encierro en el sespa y reunión en valladolid

Así, respecto al encierro que mantienen representantes se sindicatos asturianos de la sanidad en la sede del Sespa ha dicho que le preocupa "y mucho" ya que no sabe si se debe a una expectativa no satisfecha o a que desde el Gobierno no se ha sabido comunicar bien la realidad en que se encuentra el sistema. "Este es un marco excepcional, no el de las relaciones laborales normales", ha dicho.

En otro orden de cosas, sobre la reunión informal de la ministra de Sanidad con varios consejeros del área en Valladolid, Faustino Blanco ha remarcado que le resultó "absolutamente imposible" acudir por tener que asistir al Consejo de Gobierno del Principado, añadiendo que no fue convocado por el Ministerio sino de manera informal y sin concreción por parte del consejero de Sanidad de Castilla y León, Antonio María Sáez Aguado. Con todo, entiende que "no era el momento ni había una agenda definida y pactada", por lo que ese encuentro tenía "poco interés".

Consulta aquí más noticias de Asturias.