Alberto Fabra
Alberto Fabra, a las puertas del Palau de la Generalitat. EFE

Los altos cargos de la Generalitat solo podrán viajar desde septiembre en clase turista y, siempre que sea posible, en compañías aéreas de bajo coste, acompañados por una persona o dos en caso de los consellers, según ha ordenado el presidente del Gobierno valenciano, Alberto Fabra.

Deberán anunciar los pormenores del viaje con antelación mínima de siete díasLa instrucción que regulará estas nuevas medidas de ahorro de gasto en la Administración autonómica entrará en vigor el próximo mes, según han informado fuentes de Presidencia.

Los viajes al extranjero de los altos cargos de la Generalitat deberán ser autorizados previamente por la Secretaría Autonómica de Presidencia, mientras que los del personal eventual, funcionarios y personal laboral necesitarán el visto bueno de la Subsecretaría de la Conselleria a la que estén adscritos y, posteriormente, y a petición de esta última, por la Secretaría Autonómica de Presidencia.

Necesitarán autorización

La solicitud de autorización deberá especificar los pormenores del viaje y tendrá que hacerse con una antelación mínima de siete días hábiles respecto a la fecha de inicio del viaje, y en todo caso, con carácter previo a la reserva de cualquier viaje.

Los gastos de una cancelación de viaje por haber reservado antes de obtener la autorización o la realización del mismo sin permiso serán de cuenta del alto cargo, personal eventual, laboral o funcionario.

Según la nueva instrucción, solo se autorizará el desplazamiento de dos personas respecto a cada uno de los viajes. Como excepción, en el supuesto de desplazamientos de miembros del Consell se podrá autorizar el desplazamiento conjunto de hasta tres personas.

Los viajes deberán efectuarse en todo caso en clase turista, y en el supuesto de desplazamientos aéreos, caso de ser posible, en compañías de bajo coste. En cuanto a los viajes nacionales las condiciones serían las mismas excepto en la autorización, que se debería hacer con un mínimo de antelación de tres días.

Las mismas fuentes han remarcado que Fabra "ha sido el primero en marcar la hoja de ruta de austeridad de su Consell", con ejemplos como el viajar en compañías aéreas de bajo coste, normalmente acompañado por una sola persona y con menús de trabajo a veinte euros.

Consulta aquí más noticias de Valencia.