Los trabajadores de la planta de Thyssenkrupp Norte, asentada en Baíña (Mieres), han respaldado este sábado de forma unánime la huelga convocada para reclamar a la dirección que retome la negociación del convenio colectivo. Entre otras condiciones, quieren acordar una subida salarial del IPC más un punto.

El presidente del comité de empresa, José Ramón García, ha explicado que les parece "una petición razonable, puesto que los trabajadores no adscritos al convenio han recibido un aumento de sueldo del 3,5 por ciento". A la vez, ha señalado que la plantilla está "implicada en el proyecto y ha sacrificado parte de sus vacaciones para cumplir con un pedido extraordinario".

Ante esta situación, ha considerado "injusta" la posición de la dirección de la planta, que "no se ha puesto en contacto para retomar la negociación y calmar el conflicto".

La plantilla se ha concentrado a las puertas de la factoría de Baíña durante más de dos horas, con una pancarta en la que han reclamado la subida salarial y la firma del convenio.

Esta ha sido la segunda jornada de huelga seguida por la plantilla, después de parar el pasado sábado por primera vez. Está previsto que no vuelvan al trabajo durante la próxima semana, a menos que la patronal se siente a negociar.

Consulta aquí más noticias de Asturias.