30 detenidos, dos de ellos en Cantabria, en la 'operación Casablanca' contra el tráfico de hachís y cocaína

El líder de la banda estaba afincado en Barcelona, si bien la actividad distributiva y la logística se desarrollaba en Santander
La droga intervenida en la operación
La droga intervenida en la operación
POLICIA NACIONAL

Agentes de la Policía Nacional han desarticulado una organización dedicada al tráfico internacional de hachís y cocaína en una operación denominada "Casablanca" que ha sido desarrollada en varias fases y ha culminado con la detención de 30 personas, dos de ellas en Cantabria. El líder de la banda estaba afincado en Barcelona, si bien la actividad distributiva y la logística se desarrollaba en Santander.

Según fuentes policiales, se han intervenido 1.138 kilos de hachís, dos kilos de cocaína, 7.845 euros y 10 vehículos. La banda operaba en todo el territorio nacional, así como en Francia, Italia, Alemania y Holanda.

Las investigaciones se iniciaron durante el mes de octubre del pasado año, desarrollándose varias actuaciones policiales a lo largo del presente año en Algeciras y San Roque (Cádiz), Santander y Boo de Guarnizo (Cantabria), Valdepeñas (Ciudad Real), así como en Bellusco (Italia), localidad cercana a Milán.

Droga procedente de marruecos

Esta organización criminal introducía importantes cantidades de hachís en España procedente de Marruecos mediante balsas neumáticas popularmente conocidas como "gomas". Descargaban la droga, que venía distribuida en fardos de unos 30 kilos cada uno, en las playas de Cádiz y posteriormente la alijaban en lugares estratégicos de la provincia gaditana.

Los miembros de la organización afincados en la ciudad condal se desplazaban al sur de España y trasladaban la droga hasta la provincia de Barcelona. Una vez allí, el estupefaciente era almacenado en zulos para su posterior distribución al resto del territorio nacional así como en diversos países de Europa.

Para el transporte internacional de la droga utilizaban camiones procedentes de Cantabria, que usaban rutas comerciales para transportar el hachís y la cocaína a los países europeos.

La organización estaba dirigida por un ciudadano de origen magrebí con iniciales A.E.H., de 43 años de edad, afincado en Barcelona, que era el responsable de la recepción, transporte, almacenaje y distribución de la droga.

Asimismo, la actividad logística de todos estos cometidos se encontraba radicada en Cantabria y controlada por dos compatriotas. La red estaba perfectamente estructurada con funciones específicas para cada miembro del grupo y disponía de una importante infraestructura logística.

INTERVENIDOS 250

Kilos de hachís en valdepeñas

La última intervención policial se llevó a cabo el pasado 9 de agosto en Valdepeñas (Ciudad Real), cuando los investigadores procedieron a la detención de tres individuos. Transportaban en un vehículo nueve fardos de arpillera que contenían aproximadamente 250 Kilogramos de hachís distribuidos en planchas y en "bellotas". Estas últimas con mayor contenido de THC (tetrahidrocannabinol) que es la sustancia psicoactiva que se encuentra en los derivados del cannabis. Posteriormente en Santander se detuvo a otros dos individuos más.

La operación, de la que no se descartan más detenciones, ha sido desarrollada por el Grupo de Estupefacientes de Policía Judicial y la Comisaría Local de Torrelavega -Jefatura Superior de Cantabria- contando con la participación y colaboración del Grupo XIII de la UDYCO Central de la Comisaría General de Policía Judicial y del Grupo I de la UDYCO de la Comisaría de Algeciras (Cadiz); así como funcionarios de la policía italiana en su intervención llevada a cabo en Bellusco.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento