Carlinhos Brown
Desfile de Carnaval protagonizado por el brasileño Carlinhos Brown por las calles de Cádiz. Román Ríos / EFE

"Poca gente imagina que soy mejor baladista que creador de música de baile", ha manifestado este martes el artista Carlinhos Brown, con motivo de la publicación de su nuevo disco, Mixturada brasileira, en el que experimenta con su característica percusión y los sonidos electrónicos.

El músico brasileño participó hace unos días en el carnaval de calle en Cádiz, celebrado en conmemoración del bicentenario de la Constitución de 1812 y en el que logró congregar a más de 300.000 personas. "Todas las calles de la ciudad estaban abarrotadas de gente", ha señalado el músico. Jóvenes, pero también niños y mayores, salieron a celebrar esta fiesta que inundó "hasta las calles más pequeñas". Para el artista, este espectáculo fue "una oportunidad y un honor". "Como iberoamericano que me siento, estoy respaldado por esa constitución", ha destacado.

Como iberoamericano que me siento, estoy respaldado por esa constitución Para el músico, estos encuentros demuestran que las personas son capaces de "manifestarse de forma pacífica". "El ser humano ha dejado la revolución y ahora necesita la evolución como una herramienta positiva que nos lleve a un lugar mejor", ha dicho.

Carlinhos Brown, nombre artístico de Antonio Carlos Santos de Freitas, consiguió su primer éxito en 1985 con la composición Visao do cíclope. Desde entonces, ha escrito más de 600 canciones y colaborado con músicos como Caetano Veloso, Joao Gilberto, Joao Bosco o Djavan.

Ahora, vuelve con un disco en el que aúna la percusión con la intensidad de la electrónica, aunque confiesa que este sonido no es nuevo para él: "Mi primer hit lo hice con una batería electrónica". Además, no descarta seguir experimentando con otros ritmos y afirma que en el futuro trabajará con el sonido flamenco y ritmos procedentes de África.

En este disco se incluyen algunas canciones consagradas, como Garoa, Magalenha y Tantinho, así como siete temas nuevos: Lá vai ela, Seu cabelo é bom, Selva branca, Mixturaçao, Desparate, Fofoqueira, Baile do amor-Chuá, Página futuro, Loved you right away y Algorítmico. En algunas de estas composiciones, el artista ha contado con colaboraciones como las de Ivete Sangalo, Amanda Santiago, Itala Marques, el puertorriqueño Tego Calderón y la pequeña Lara Ming Zexuk. "Me siento acogido por mis amigos y músicos", afirma.

En plena crisis económica y discográfica, "es difícil decir si se van a vender discos", admite Carlinhos Brown. Sin embargo, señala que, como artista, no puede "dejar de hacer música". "La música para mi no es un trabajo, es un don, así que hay que seguir trabajando sin expectativas y para disfrutar", destaca.

Su pasado como colaborador con otros artistas sigue estando presente y matiza que, a su juicio, la música es "un encuentro con otros músicos", ya que, si no, sería "muy solitaria". "La música expone mucho al alma y yo no tengo miedo a hacerlo", concluye.