Guerra entre elefantes y humanos: cientos de muertos

Las claves:
  • El conflicto se declaró por la deforestación de los bosques, hábitat natural de los paquidermos.
  • Los invadidos responden con incursiones hace 5 años.
  • Ya murieron 239 personas y 265 elefantes.
  • En otras zonas de Asia ocurre lo mismo.
Foto cedida por la organización medioambiental World Wild Fund (WWF)que muestra a elefantes de Sumatra muertos por envenenamiento en la isla de Sumatra, Indonesia.(Samsuardi / EFE)
Foto cedida por la organización medioambiental World Wild Fund (WWF)que muestra a elefantes de Sumatra muertos por envenenamiento en la isla de Sumatra, Indonesia.(Samsuardi / EFE)
Samsuardi / EFE

En Assam,el estado con mayor población de elefantes salvajes en India, se vive un estado de alerta.

A raíz de la deforestación de los bosques de la región, se está librando una auténtica "guerra" entre hombres y elefantes.

"El motivo principal del conflicto es la destrucción del hábitat natural de los elefantes, por el agotamiento de las reservas naturales del lugar por la deforestación y la usurpación de los bosques por parte de los colonos ilegales", dijo M. C. Makalar, jefe del servicio de guardianes de la vida salvaje del distrito, en declaraciones recogidas por Clarín.

El motivo principal del conflicto es la destrucción del hábitat natural de los elefantes, por el agotamiento de las reservas naturales por la deforestación y la usurpación de los bosques por parte de los colonos ilegales

Desde 2001, los elefantes mataron a 239 personas, mientras que 265 de ellos fueron víctimas mortales de los hombres.

Entre 1996 y 2000, unas 280.000 hectáreas de bosques fueron arrasadas por los humanos, lo que llevó a muchos elefantes a buscar comida en los pueblos y destruir casas, matando gente.

Como represalias, las personas comenzaron a matar paquidermos, envenenándolos, lanzándoles flechas o electrocutándolos.

En el estado de Assam hay unos 5.000 ejemplares de animales de esta especie.

También en otros países de la región

En los bosques del sudeste de Bangladesh, también se enfrentan manadas de elefantes con y aldeanos que destruyen su hábitat talando árboles.

Unas 30 personas y cinco elefantes mueren por año en esa zona.

"A veces ganamos. A veces ganan los elefantes. Esta es una batalla en curso", dijo Abdus Shukur, de 45 años y padre de tres niños.

A veces ganamos. A veces ganan los elefantes. Esta es una batalla en curso

La llegada de desplazados por desastres naturales se ha sumado a la perjudicial deforestación en el sudeste de Bangladesh, cerca de la frontera con India y Myanmar.

Los elefantes están siendo cercados en una parte cada vez más pequeña del bosque, lo que aumenta el riesgo de la confrontación.

Los nuevos residentes cortan árboles para reconstruir sus aldeas y extraen madera de los bosques para ganar dinero.

La invasión ha dado lugar a batallas entre los pobladores y los elefantes que vienen en busca de comida.

"Me desperté de noche al escuchar un ruido repentino, abrí la puerta y vi a unos elefantes embistiendo contra mi choza", dijo Shukur, de la aldea de Kalirchhara. "En minutos, la casucha se derrumbó y nosotros corrimos por nuestras vidas".

Los elefantes son una especie en extinción en Bangladesh y matarlos es una ofensa punible.

A pesar de las muertes humanas, los elefantes generalmente son quienes salen perjudicados ya que los hombres, especialmente los cazadores que buscan a los animales por su marfil y su piel, salen ganando.

Los elefantes asiáticos, que son más pequeños que sus primos africanos, se encuentran en Bangladesh, Bután, China, Camboya, India, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Nepal, Sri Lanka, Tailandia y Vietnam.

Muchos de estos países también se enfrentan a una disminución en los números de elefantes debido a la deforestación.

Las amenazas contra los elefantes en Asia son más variadas que en Africa, cuya población también ha disminuido en las últimas décadas debido a la caza y la reducción de su hábitat.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento