Sálvame
Imagen del programa 'Sálvame', de Telecinco. TELECINCO

El juzgado de Primera Instancia número 64 de Madrid ha dictado sentencia contra Belén Esteban, Mila Ximénez y Kiko Matamoros por intromisión ilegítima en el derecho al honor de Carmen Lomana, por lo que deberán pagar 120.000 euros, las costas del juicio y difundir la sentencia. 

Los hechos se remontan a los días 8, 12 y 22 de abril de 2011, por declaraciones vertidas en los programas Sálvame y Sálvame Deluxe, de Telecinco. El juez asegura en la sentencia que esas declaraciones "no han sido ni siquiera objeto de discusión, ni por simple razones de decoro, merece ahora reproducir".

Sin embargo, la sentencia describe esas expresiones como "acompañadas de grotescas gesticulaciones", y asegura que resultan "de tal grado de indignidad que no pueden reputarse sino como atentados graves al derecho al honor y a la imagen de la demandante".

El juez considera que la libertad de expresión no es excusa Al parecer Carmen Lomana había hablado sobre algunos de los demandados con anterioridad, cosa que la sentencia no considera excusa para la conducta de los tres demandados: "ni menos aún pueden sustentarse los ataques, insultos e infamantes diatribas denunciadas en un hipotético 'ius defendi' derivado de ciertas declaraciones de la víctima más o menos afortunadas".

Tampoco están justificadas las declaraciones por la actividad televisiva de Carmen Lomana, según la sentencia, que dice que "las denigrantes conductas vertidas contra la demandante no pueden venir justificadas por el derecho de que también ésta participe en programas o actividades públicas de la llamada información 'rosa'".

El juez considera que la libertad de expresión tampoco es excusa para los ataques vertidos contra Lomana y asegura que "la libertad de expresión e información se utilizan como subterfugios para amparar esta clase de ultrajes" y añade que "no existe en nuestro ordenamiento jurídico un pretendido derecho al insulto". 

Por todo ello, la sentencia condena a Mila Ximénez a pagar 60.000 euros de indemnización a Carmen Lomana, y a Belén Esteban y Kiko Matamaros otros 30.000 cada uno, así como a todos ellos a pagar las costas del juicio. Además, les condena a difundir esta misma sentencia "en un programa televisivo de igual o parecida audiencia a la del programa 'Sálvame'.

Contra esta sentencia, no obstante, cabe recurso de apelación.

En un principio, la denuncia también iba dirigida contra Jorge Javier Vázquez y Gestevisión Telecinco, pero la demandante "desistió del procedimiento" por "haber alcanzado una solución extraprocesal del litigio".