Sin noticias de la ola de inspecciones por cítricos en mal estado que prometió el Consell

  • Consumidores y agricultores exigen explicaciones por carta.
  • Denunciaron que algunas tiendas venden naranjas heladas o robadas.
  • El Gobierno valenciano no revela si ha realizado los controles.
Naranjas de Valencia en mal estado.
Naranjas de Valencia en mal estado.
J.L.O

Tres meses después de que consumidores y agricultores estallaran y denunciaran públicamente la venta de naranjas podridas, robadas o heladas en determinados establecimientos de Valencia, el Gobierno valenciano no revela si ha llevado a cabo las campañas de inspección prometidas y, en caso de haberlo hecho, con qué resultados.

Ante esta situación, el presidente de la Asociación Valenciana de Consumidores y Usuarios (Avacu), Fernando Móner, presentó este pasado lunes una carta por registro de entrada en la Conselleria de Economía, dirigida a la directora general de Comercio y Consumo, Silvia Ordiñaga, en la que le exige “información relativa a los trámites realizados a raíz de la denuncia” que realizó esta entidad junto a la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA).

“No tenemos constancia de si se ha realizado la campaña y, si se ha hecho, cómo ha salido”, explica Móner, quien recuerda el “compromiso” por parte de las conselleries de Agricultura y Consumo para llevarla a cabo.

Preguntadas por esta información, fuentes de la Dirección General de Consumo remitieron a la Conselleria de Agricultura. Después de varias semanas reclamando la información, un portavoz de este departamento apuntó que la campaña sí se ha hecho, pero no han facilitado ni un solo dato a 20 minutos ni a las asociaciones de consumidores y de agricultores.

El presidente de AVA, Cristóbal Aguado, apunta que ambas organizaciones tienen previsto “hacer otra gira por las tiendas que visitamos hace unos meses para comprobar si hay una evolución o mejora donde detectamos anomalías”. Además, recuerda que el Consell les prometió “que se intensificarían los controles, pero no tenemos datos de controles, de denuncias ni de ninguna medida tomada” al respecto.

Los técnicos de AVA visitaron hace tres meses 24 tiendas de Valencia y detectaron un “incumplimiento sistemático” en el etiquetado y la calidad de los cítricos.

Riesgo “para la salud y el bolsillo”

Frutas cogidas del suelo, heladas, robadas, con pesticidas, manchadas, sin calibre ni etiquetado y con irregularidades en los precios fueron algunos de los ejemplos que expusieron los representantes de consumidores y labradores, que alertaron del riesgo que supone la venta de cítricos en estas condiciones tanto para la salud de los compradores como para el bolsillo de los agricultores, ya que, además, se venden a precios “reventados”.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento