Por lo menos 20 personas murieron y otras 25 resultaron heridas este lunes en un atentado perpetrado por un suicida contra un mercado de la ciudad de Telafar, a 470 kilómetros al noroeste de Bagdad, informaron fuentes policiales.

El suicida se inmoló junto a una fila de personas que esperaban recibir sus carnés de aprovisionamiento de combustible
"El suicida se inmoló al accionar la carga explosiva que llevaba adosada a su cuerpo, junto a una fila de personas que esperan recibir sus carnés para aprovisionarse con combustible y gas", precisó el comandante Said Ahmed Abdalah, portavoz de la jefatura policial de la provincia de Ninive, a la que pertenece Telafar.

Telafar, próxima a la frontera con Siria, y habitada por una población mayoritariamente turcomana, ha sido escenario en los últimos tres años de varias campañas militares estadounidenses contra presuntos reductos del brazo iraquí de la organización terrorista Al Qaeda.

Otro 15 víctimas mortales en Ramadi

Este ataque terrorista fue cometido aproximadamente una hora después de que al menos 15 personas falleciesen y otras 22 resultasen heridas en un doble atentado contra un centro de reclutamiento en las cercanías de Ramadi, a 110 kilómetros al oeste de Bagdad.

Un vehículo cargado de explosivos se empotró contra un grupo de voluntarios que se agolpaban frente a un cuartel
El mayor número de víctimas se produjo cuando un suicida al volante de un vehículo cargado de explosivos se empotró contra un grupo de voluntarios que se agolpaban frente a un cuartel de la policía en dicha localidad.

Según las fuentes, media hora después del atentado, un artefacto explosivo fue detonado al paso de una ambulancia que había acudido a trasladar a los afectados, lo que causó más muertos y heridos.

Sin embargo, la fuentes no especificaron cuantas personas murieron en cada uno de los dos sucesos.

El ataque fue perpetrado a una hora en la que decenas de jóvenes esperaban frente a las instalaciones de las fuerzas de seguridad para alistarse en la policía.

El edificio de la policía se encuentra en una zona conocida como Al Imarat, situada a cinco kilómetros al oeste de Ramadi, capital de la provincia de Al Anbar, el principal feudo de la resistencia árabe suní de Irak.