Responsables de Renfe y Adif han dicho esta mañana que los problemas en las vías de Renfe en Catalunya que obligaron a cortar el servicio entre Valencia y Barcelona durante 60 horas se debieron a circunstancias "excepcionales" y afectaron a 57.000 pasajeros.

Ambas empresas pidieron disculpas a los usuarios afectados por los retrasos y cancelaciones provocadas por el temporal de lluvia.

La culpa, de la lluvia

El responsable de explotación de Adif, Manuel Benegas, afirmó que los problemas en el corredor del Mediterráneo se debieron a la "excepcionalidad" de lo ocurrido y que la lluvia caída en pocas horas en las comarcas de Tarragona supusieron el 50% de la media anual.

Una tromba de agua como esta sólo pasa cada mil años

Benegas explicó que una tromba de agua como la caída el pasado miércoles en Catalunya es "algo que sólo pasa casi cada mil años" y ha dicho que no hay constancia de una pluviometría tan elevada en España como la de la semana pasada.

Garantizar la seguridad

El director general de Larga Distancia de Renfe Operadora, Abelardo Carrillo, afirmó que en situaciones de emergencia el objetivo de Renfe y Adif es "garantizar la seguridad de los viajeros" y a eso fueron encaminados los trabajos.

Renfe dice que la gestión de la incidencia fue razonablemente correcta
Carrillo señaló que las previsiones sobre lo que podía suceder "no eran fáciles de hacer" por lo que la información a los viajeros que se quedaron tirados en L'Aldea (Tarragona) se vio limitada. Aún así, el representante de Renfe afirmó que la gestión de la incidencia fue "razonablemente correcta".

Renfe recibió más de 50.000 llamadas de personas que solicitaron información sobre la situación creada en las líneas ferroviarias por el temporal aunque, de momento, sólo ha recibido un total de 53 reclamaciones por este asunto.

530 afectados directos

Los afectados directos por el temporal fueron los 530 pasajeros que viajaban en dos Euromed y un Arco que salieron en dirección a Barcelona el día 12 de septiembre.

El resto de afectados fueron 28.203 en trenes de larga distancia y otros 28.262 en Cercanías por el corte durante unas horas el día 13 por una avería en la estación de Montcada-Bifurcación.

En cuanto al número de trenes afectados por el temporal fueron un total de 144 de larga distancia y 13 suprimidos en Cercanías, aunque Renfe no ha podido precisar el número total de trenes de Cercanias afectados.