Un estudiante alemán se disfraza de guerrero de terracota y se hace pasar por uno de ellos. (Chinanews)
Un estudiante alemán se disfraza de guerrero de terracota y se hace pasar por uno de ellos. (Chinanews) Chinanews

Un estudiante alemán consiguió alistarse al ejército de guerreros de terracota que guarda la tumba del primer emperador chino ante la perplejidad de la policía, que tardó varios minutos en reconocer al soldado de carne y hueso.

Según publica el portal Chinanews, la historia ocurrió este fin de semana, cuando Pablo Wendel, de 26 años, se las arregló para eludir la vigilancia policial.

Wendel saltó al yacimiento donde se agolpan los 2.000 guerreros de terracota en el mausoleo del emperador Qinshihuang, en la ciudad norteña de Xian.

Sin pestañear

La rapidez de sus movimientos despistó a los seis agentes, que apenas vieron cómo el muchacho se disfrazaba de guerrero y emulaba su estática posición, sin apenas pestañear.

Siempre he soñado con disfrazarme de guerrero de terracota entre los reales

Tras unos minutos, los policías consiguieron por fin distinguir al guerrero vivo y, tras fracasar en sus demandas de que abandonara la tumba, tuvieron que sacarlo como si fuera una auténtica escultura.

"Siempre he soñado con disfrazarme de guerrero de terracota entre los reales", explicó tras su puesta en escena el joven, que estudia Arte en la ciudad oriental de Hangzhou.

La policía se mostró en esta ocasión bastante comprensiva, y tuvo en cuenta su "enorme pasión" por los guerreros así como que no les había ocasionado ningún desperfecto, por lo que el estudiante se fue a casa con una simple reprimenda.