El alcalde de Garrucha (Almería), Juan Francisco Fernández (PP), ha respondido este jueves a las críticas vertidas por la oposición (PSOE), cuyos miembros llevan dos días encerrados en la casa consistorial como protesta al no recibir información sobre los trámites del Consistorio a la hora de prestar los servicios municipales después de que se rescindiera el contrato con la compañía Urbaser, de forma que ha asegurado que desde la rescisión del contrato estos servicios los han prestado empleados municipales, con los que han colaborado empresas altruistas y otras localidades aledañas, que han prestado su maquinaria.

En declaraciones a Europa Press, Fernández ha criticado la actitud de los ediles socialistas, ya que, según ha explicado, fue este miércoles cuando mediante registro trasladaron sus dudas para que fueran respondidas desde el equipo de gobierno, al que los socialistas acusan de haber destruido 18 puestos de trabajo.

En esta línea, el regidor ha explicado que de los 26 empleados que tenía Urbaser en Garrucha, ocho eran empleados municipales que fueron cedidos a la empresa y que ahora vuelven a depender del Ayuntamiento, mientras que el resto fueron contratados por la mercantil. De esta forma, los ocho trabajadores seguirán prestando sus servicios junto con el resto de la plantilla municipal que, en principio, combinarán sus labores actuales con el mantenimiento de dependencias municipales y el mantenimiento de playas.

Asimismo, el primer edil 'popular' ha narrado que desde el día después a la recesión del contrato, que llevaba aparejado, entre otros aspectos, la retirada de los contenedores las playas, el concejal de Obras Públicas y Servicios junto él planificaron un sistema provisional para organizar la limpieza del municipio. Así, señala que fue el propio concejal quien el pasado domingo a primera hora de la mañana compró en Antas una veintena de contenedores que, posteriormente, colocó en la línea costera.

De esta forma, Fernández ha explicado que el personal laboral del Ayuntamiento se ha ofrecido a participar en las labores de limpieza, con lo que no se ha producido la contratación de los servicios a través de dos nuevas empresas, según defienden desde el PSOE. Así, son 16 trabajadores municipales los que han asumido las labores encomendadas anteriormente a Urbaser y que compatibilizan con otras funciones, como la gestión del cementerio.

Además de esto, el alcalde ha señalado que una empresa se ofreció a limpiar "gratuitamente" la playa hasta que el Consistorio organizara a sus efectivos, a lo que se ha unido a la ayuda prestada desde municipios cercanos como Turre o Pulpí, que han cedido material y maquinaria que estaba en desuso para que el Consistorio garruchero pudiera aprovecharlo.

"Hemos estado en el tajo", ha defendido el regidor, quien ha recriminado la actitud de los concejales de la oposición quienes, según él, han perseguido "titulares en la prensa" con un encierro cuestionado por el alcalde. "Cuando salía —del ayuntamiento— había dos concejales, uno echándose la siesta y otro en la puerta", ha dicho antes de añadir que "se han metido en una ratonera" con esta acción que, además, no favorece al municipio.

Consulta aquí más noticias de Almería.