Tres discapacitados de AMICA explican en un curso cuáles son los avances que esperan y reclaman para el futuro

Beatriz González, José María Muela y Carmen Fernández intervienen en el Parlamento en el monográfico 'Avances en intervención en discapacidad'
Tres discapacitados de Amica participan en los cursos de la UC
Tres discapacitados de Amica participan en los cursos de la UC
UC

Beatriz González, José María Muela y Carmen Fernández han intervenido este jueves en el Parlamento regional en el curso de verano de la Universidad de Cantabria (UC) "Avances en intervención en discapacidad" para explicar sus experiencias y cuáles son los avances que ellos están viviendo como discapacitados y también los que reclaman para el presente y el futuro.

Los tres forman parte de Amica y, según su director gerente, el psicólogo Tomás Castillo, son tres ejemplos que ilustran hacia dónde debe orientarse la intervención en discapacidad: "lograr el paso del trabajo en las instituciones a que hagan su vida en la comunidad y ejerzan sus derechos", ha indicado.

Beatriz González acudió al colegio electoral en unas elecciones y descubrió que no estaba en las listas electorales porque su "incapacidad total" le impedía ejercer este derecho. "Me sentí fuera de la sociedad", ha explicado a los alumnos del curso, "y no quería ser una persona inútil", así que decidió recurrir la sentencia.

Beatriz ve los informativos en televisión, lee periódicos, le interesa "todo lo que pasa en el mundo" y le gusta "saber quién ha ganado las elecciones". Para recuperar el derecho al voto Beatriz tuvo que demostrar que era capaz, convenciendo al juez de que conocía los nombres de los dos últimos presidentes del gobierno regional.

"Un auténtico examen", en palabras de Castillo, al que ninguna otra persona se hubiera tenido que someter. Al recuperar su derecho al voto, Beatriz se emocionó y ahora confiesa "estar más atenta a quien voto".

José María Muela pertenece a los órganos de dirección del Centro de Día La Vega de Torrelavega, como la comisión de participación y el consejo consultivo, y a través de ellos participa en su gestión. Entre sus principales tareas está atender sugerencias o quejas, analizarlas con sus compañeros y hacerlas llegar y negociar donde se toman las decisiones.

Este jueves se ha mostrado convencido de que los propios discapacitados "tenemos que estar en los órganos que deciden para expresar nuestra opinión" porque "la persona realmente importante aquí es la persona discapacitada".

Carmen Fernández, con gran sentido del humor, repasó en su presentación todo aquello que ella y sus compañeros reclaman de los profesionales que les atienden, como que se esfuercen por conocerla, que tengan paciencia, que le escuchen con interés, que estén formados, que presten apoyo sin mandar y que le dejen decidir porque "nos gustan las mismas cosas".

Ejemplos de cambio

Para Castillo, los ejemplos de Fernández, González y Muela muestran el cambio que debe producirse en la intervención en discapacidad, donde la integración se sustituya por la vida en comunidad, tal y como defienden la "Estrategia Europea sobre Discapacidad 2010-2020: un compromiso renovado para una Europa sin barreras" y la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad de las Naciones Unidas, rubricada por España.

Y también como figura en la Ley 51/2003, conocida como LIONDAU, que introduce conceptos como vida independiente, normalización e igualdad de oportunidades.

El director gerente de Amica ha apostado por hacer una reflexión colectiva acerca de si "en España seremos capaces de adaptarnos a las directrices de la Estrategia 2010-2020" cuando "potenciamos regímenes especiales de alojamiento" para discapacitados y "estamos abriendo cada día más residencias o centros de día".

"Estamos haciendo justamente lo contrario de lo que hemos firmado", ha indicado. "Es cierto", ha señalado, "que a los profesionales nadie nos ha enseñado a trabajar fuera de las instituciones" y que será precisa "imaginación para saber qué hacer", pero insistió en que "el punto de partida es "escuchar a los discapacitados, lo que quieren, lo que les interesa", aunque dijo ser consciente de que "con esto invertimos el orden de las cosas".

Castillo ha sugerido en el curso de la UC que los centros de atención a discapacitados se reciclen para convertirse en "centros de dinamización de actividades participando en la vida de la comunidad con los recursos que la comunidad tiene" y dejar de ser lugares donde se hagan actividades que aislen al discapacitado de su entorno.

El también escritor ha recordado que la Convención de las Naciones Unidas consagra, entre otros, el derecho a elegir donde residir, con quién hacerlo y a no verse obligados a vivir con arreglo a un sistema de vida determinado.

Aunque Castillo se mostró optimista sobre los avances alcanzados en materia legislativa y conceptual respecto a la discapacidad, dijo "no estar convencido de que avancemos en cambiar la vida de las personas".

Para el director de Amica, la sociedad debe entender que "la discapacidad es algo que todos vamos a vivir en un momento u otro de la vida; la única diferencia es el momento, a unos les ocurre al nacer y a otros en la vejez" por lo que "todo lo que avancemos será en beneficio de toda la sociedad".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento