Los sindicatos UGT, CCOO, CSI·F y USAE afirman que el Govern "se mofa de la justicia" al anunciar este miércoles una ley sin negociación colectiva para evitar que los médicos deban reembolsar las retribuciones percibidas desde 2008 -en relación al complemento relacionado con las guardias de los facultativos- en un acuerdo entre la anterior Administración y el Cemsatse

El secretario de Acción Sindical de la Federación de Servicios Públicos de UGT, Miguel Ángel Romero, ha asegurado que "no entendemos por qué no ha habido negociación", recordando que la Administración anunció el conocimiento de la sentencia que anulaba la concesión del complemento hace ya dos meses y todavía no ha entregado a las partes un documento con su postura.

Ante la suspensión de la Mesa Sectorial este miércoles y el anuncio del Govern de resolver el conflicto mediante una ley, Romero ha remarcado que "se vulnera clarísimamente la Constitución Española y se rompe la democracia", ya que "mediante leyes no se pueden cambiar condiciones laborales", ha criticado. Es más, ha añadido que esta ley "se salta la negociación colectiva y los derechos constitucionales de los trabajadores".

Por el momento, los sindicatos están a la espera de conocer los detalles de esta ley, de la que no descartan que sea "anticonstitucional". Si ése fuera el caso, aseguran que se abrirán todas las vías, "la administrativa e indudablemente la penal". Sin embargo, recuerdan al Govern que todavía "está a tiempo" de negociar.

Por su parte, Romero ha insistido en que si la ley se avalara a pesar de los recursos presentados, significaría "tocar el disco duro de las relaciones laborales y los derechos fundamentales como ciudadanos y trabajadores", una situación "muy grave", por la que en conversaciones con Madrid "se han llevado las manos a la cabeza", ha comentado.

El govern adopta "por la vía de atrás" otras medidas

El secretario general adjunto de Sanidad de CCOO, Manel García, ha apuntado que la dirección que ha tomado la Administración puede obedecer a una "maniobra de distracción" para tomar "por la vía de atrás" otras medidas, ya que respecto al reembolso del complemento a los facultativos, "lo único que hay que hacer es resolver el problema legal".

En referencia a las otras medidas que ha adoptado el Ejecutivo, García ha criticado que el Sindicato Médico (Simebal) "no contesta y se lava la cara". García ha mencionado "la aplicación de las 37,5 horas totalmente desorganizada, los recortes en cuanto a la prestación sanitaria en Atención Primaria, la reducción del complemento de carrera profesional, entre otras".

Por ello, ha acusado al Simebal de "aparentemente hacer algo para el colectivo que dice representar", cuando, según García, "está permitiendo que le introduzcan -a los médicos- una serie de agresiones" por las que el Simebal "pasa en redondo".

Advierten de posible prevaricación

Por otra parte, Romero advierte de las consecuencias que podría tener "la firma de esta instrucción". "Si alguien que es funcionario actúa a sabiendas de que está vulnerando la ley, se trata de prevaricación", ha subrayado.

Además, los sindicatos acusan al Govern de haber llegado a esta situación por "venganza política", ya que "estamos ante la misma situación que hace cuatro años".

No obstante, todos han querido resaltar que lo único que rechazan es "la forma" en la que se alcanzó en su momento el acuerdo entre el IB-Salut y el Cemsatse, aunque apuntan que las retribuciones por guardias eran "insuficientes e insolidarias".