Tesoro Público
Numerosas monedas de euro. FNMT / BANCO DE ESPAÑA

El Tesoro Público ha colocado este jueves 3.000 millones de euros en bonos, su objetivo máximo de emisión, pero a costa de ofrecer una rentabilidad del 5,197% y del 5,62% en los bonos a 3 y 4 años, y del 6,50% en la deuda a 10 años, el interés más alto desde noviembre de 2011.

El Tesoro ha colocado 1.238 millones en bonos a tres años con una rentabilidad del 5,197%, frente al 5,51% de la anterior subasta de esta denominación, celebrada el 7 de junio.

También se han colocado 1.014,7 millones en bonos a 4 años, con un rendimiento del 5,62%, más alto que el 5,44% de la puja anterior.

Asimismo, el Tesoro ha captado 747,21 millones en obligaciones a diez años, aunque ha tenido que ofrecer un rendimiento marginal del 6,50%, superior al 6,12% de la subasta anterior y el más alto desde noviembre de 2011, cuando superó el 7%.

Pese al alza del interés de esta denominación, la demanda de las entidades compradoras ha más que triplicado los 747,21 millones finalmente adjudicados, ya que se ha situado en 2.377 millones de euros. También el importe conjunto solicitado de las tres denominaciones subastadas ha superado con mucho el objetivo de colocación del Tesoro, que oscilaba entre 2.000 y 3.000 millones de euros, ya que ha sumado 7.800 millones, lo que sitúa el ratio de cobertura en 2,3 veces.

Ésta ha sido la primera subasta después de la cumbre europea en la que los jefes de Estado y de Gobierno pactaron la recapitalización directa de la banca española desde el fondo de rescate permanente (MEDE).

De momento será el FROB el que reciba la ayuda europea

La reunión del Eurogrupo, en la que también se autorizó el uso flexible a partir de octubre del fondo de rescate para comprar deuda de los países sometidos a la presión de los mercados, sirvió para dar un respiro a los inversores.

Pese a la relajación de las tensiones, aún quedan muchos detalles por conocer, ya que España sigue negociando con la UE las condiciones del préstamo que recibirá para sanear el sistema financiero.

Y es que la recapitalización directa no se podrá realizar hasta que Europa no cuente con un mecanismo de supervisión propio, previsto para finales de 2012, por lo que en un primer momento el FROB será el receptor de la ayuda europea.

Existen también dudas sobre las condiciones que implicarán los nuevos acuerdos. Así, mientras que Merkel asegura que no habrá prestación sin contraprestación, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, insiste en que los cambios no supondrán nuevos ajustes macroeconómicos. En cualquier caso, el acuerdo de la cumbre satisface al jefe del Ejecutivo y responde a una demanda que el Gobierno español mantiene desde hace tiempo.

La prima de riesgo española o la diferencia entre el interés que ofrece el bono español a diez años y el del alemán del mismo plazo, superó los 500 puntos básicos poco antes de la apertura de la Bolsa y a la espera de la subasta de bonos. El riesgo país de España se disparó el miércoles hasta 496 puntos básicos tras subir durante prácticamente toda la sesión, debido a la presión ejercida por los inversores sobre la deuda nacional, con el objetivo de conseguir más intereses en la subasta del Tesoro de este jueves.

Subastas de julio

La última vez que el Tesoro se sometió al examen de los mercados se vio obligado a triplicar el interés de su papel a más corto plazo (3 meses) para colocar 3.000 millones en letras.

A lo largo de julio, el Tesoro volverá a acudir a los mercados en tres ocasiones más: el martes 17 con una emisión de letras a 12 y 18 meses, el jueves 19 con una subasta de obligaciones y el martes 24 con una de letras a 3 y 6 meses.