Mossos en Barcelona.
Los Mossos controlan la llegada de un tren de Italia en la estación de Francia de Barcelona. EFE

La Audiencia de Barcelona confirmó este miércoles el ingreso en prisión de cuatro mossos d'esquadra que fueron condenados por torturas  maltrato, lesiones y detención ilegal. La víctima fue un ciudadano rumano, detenido en julio del 2006 por un error al ser confundirlo con un ladrón.

Según informa El Periódico, la Sección Novena ha desestimado el último recurso presentado por los agentes. Este fue presentado a su vez contra el auto del 21 de mayo que rechazaba suspender la ejecución de la pena de dos años de prisión que les había quedado después de que meses antes el Gobierno les indultara parcialmente.

El motivo es que existen, a su parecer, “razones de prevención general y especial, de peligrosidad criminal, de repulsa y alarma social” que justifican el encarcelamiento de los agentes.

Los magistrados resaltan la “naturaleza y especial gravedad de los hechos y delitos por los que han sido condenados” y “elementos indicativos de especial peligrosidad criminal del condenado”.

Por ello denegaron también conmutar los dos años de prisión por una multa o por trabajos en beneficio de la comunidad.

Indulto parcial del gobierno

El Consejo de Ministros los indultó parcialmente en febrero, teniendo en cuenta su currículum, la gran cantidad de apoyos y adhesiones al indulto y la existencia de una petición de indulto por parte de los propios afectados para conmutarles las penas por otras que les permitirán no ingresar en la cárcel y volver a ejercer de funcionarios públicos.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.