Tom Cruise y Katie Holmes
Tom Cruise y Katie Holmes EFE/ Andrew Gombert

El actor Tom Cruise está “devastado” y con el corazón “roto” después de conocer que su mujer, la también actirz Katie Holmes, presentó una petición de divorcio el viernes pasado, tras cinco años de matrimonio.

Según publica este lunes la edición digital de la revista People, el intérprete "no tenía ni idea de lo que iba a ocurrir", según indicó una fuente cercana a Cruise. "Está totalmente devastado y con el corazón roto", añadió.

Tom Cruise no tenía ni idea de lo que iba a ocurrir La web TMZ.com, especializada en información de famosos, aseguró que Holmes ha solicitado a un tribunal de Nueva York la custodia única de la hija en común que tiene con Cruise, Suri, de seis años.

Y para ello contó con la ayuda de su padre, Martin, abogado de profesión y la persona que le he ayudado a dirigir sus movimientos en esta situación.

"Ella es una persona fuerte y toma sus propias decisiones", comentó a People una fuente cercana a la actriz, quien agregó que la decisión de seguir adelante con el divorcio es "inquebrantable".

Según publica la prensa estadounidense, Holmes decidió alquilar un apartamento en Nueva York para ella y su hija antes de presentar la demanda de divorcio.

Katie Holmes decidió alquilar un apartamento en Nueva York para ella y su hija "La principal preocupación para Katie es, como ha sido siempre, el mejor interés de su hija. Este es un asunto personal y privado para Katie y su familia", dijo el abogado de la intérprete, Jonathan Wolfe, en un comunicado.

También según TMZ.com, el matrimonio pudo haber llegado a su fin debido a discordancias en torno a la cienciología y un supuesto temor de la actriz a que su hija, Suri, se volcara demasiado en esa religión.

El portal ha publicado que Holmes incluso sospecha que miembros de esa religión la están siguiendo desde que se anunciaran sus planes de divorcio, algo que ha sido desmentido por miembros de esa iglesia.

Por su parte, Cruise ha contratado a Bert Fields como su abogado, el mismo que empleó en el proceso de divorcio de Nicole Kidman en 2001. Según el periódico Newsday, tratará de trasladar el caso desde Nueva York, donde es más sencillo que Holmes obtenga la custodia única de Suri, a California, donde solicitaría la custodia compartida.