El temporal de lluvia que desde el pasado martes afecta a Catalunya continúa provocando destrozos y problemas en la circulación viaria, férrea y aérea.

En especial en las comarcas de Tarragona, donde la Generalitat ha activado además el plan de emergencias para el sector químico después de que anoche hubiera un escape de oxígeno de la empresa Basf en La Canonja (Tarragona).

Las previsiones meteorológicas apuntan que en las próximas horas las lluvias podrían provocar la crecida de ríos y rieras en algunos puntos y, en concreto, en el pantano de Foix, cerca de Vilafranca del Penedès y en Portbou (Girona).

La Generalitat mantiene activado el plan Inuncat para prevención de inundaciones mientras que los Bombers ya llevan casi 1.500 salidas desde el pasado martes a las 20 horas.

223 litros en Castelló d'Empúries

El temporal de lluvias ha dejado ya niveles de hasta 232 litros por metro cuadrado en Castelló d'Empúries (Girona) y de 217 metros en Constantí (Tarragona).

Precisamente las comarcas de Girona y Tarragona son las que concentran la mayoría de salidas de Bomberos en las últimas horas con 35 de las 40 salidas efectuadas.

Las comarcas tarraconenses son las que más están sufriendo hoy la lluvia, en especial localidades como Salou, con inundaciones en calles, bajos de viviendas y comercios y rieras desbordadas.

Sin trenes entre Tarragona y Reus

Las líneas ferroviarias que unen Cataluña con el País Valencià siguen sufriendo las consecuencias de las lluvias y hoy se ha tenido que cerrar de nuevo el tráfico de convois entre Tarragona y Reus a la vez que se mantiene suspendido el servicio entre Tarragona y Cambrils.

Las inundaciones de las vías no hace posible mantener el servicio y no se prevé que pueda recuperarse la circulación en este tramo hasta las seis de la tarde.

3.000 niños no van al colegio

Las lluvias torrenciales han provocado que 3.116 alumnos de seis centros escolares de las demarcaciones de Barcelona, Tarragona y Girona no puedan ir a clase porque éstas han sido suspendidas a causa del fuerte temporal.

En Barcelona, los colegios que siguen cerrados son el CEIP Onze de Setembre