El Fondo Monetario Internacional celebra el robusto crecimiento de la economía durante el segundo trimestre en España pero sitúa como principal riesgo para el país el todavía elevado precio de la vivienda, asegurando que podría verse sometida a determinadas presiones 'en un entorno de alzas en los tipos de interés'.

Entre las sugerencias, el FMI recomienda al Gobierno español intensificar a corto plazo la política fiscal aprovechando el superávit presupuestario con el objetivo de contener las actuales presiones en el campo de la demanda. El organismo destaca además el retroceso experimentado por la productividad española en los últimos cinco años, el único con tasas negativas del conjunto de países con economías avanzadas.

Economía en avance

La economía española seguirá moviéndose éste y el próximo año a un ritmo similar al de los últimos años, elevando el Fondo Monetario Internacional (FMI) en su informe sobre perspectivas económicas de septiembre su previsión para 2006 en una décima, hasta el 3,4%, aunque reduce dos décimas su previsión de abril, hasta el 3%.

En lo que se refiere al comportamiento de los precios para este año, el organismo internacional (que este año celebrará su reunión anual de otoño en Singapur y no en Washington como es habitual) prevé que la inflación en 2006 se eleve al 3,8% cuatro décimas más que en 2005, pero se reduzca de nuevo al mismo nivel del 3,4% en 2007.

Por su parte, la tasa de desempleo en España continuará recortándose como lo ha hecho en los últimos dos años y en este año el FMI prevé que se sitúe en el 8,6% seis décimas menos que el registrado en 2005, para situarse en el 8,3% en 2007. El déficit por cuenta corriente español continuará ampliándose en 2006 nueve décimas respecto a 2005, hasta el 8,3% del Producto Interior Bruto (PIB) y al 8,7% en 2007.