Este año se espera recoger en la vendimia madrileña unas 32.000 toneladas de uva, una cantidad muy similar a la contabilizada en la pasada campaña, según el Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vinos de Madrid.

En esta ocasión, la recogida de las uvas de variedades tintas, recién iniciada, se ha adelantado una semana respecto a ejercicios precedentes por la sequía imperante en todo el periodo estival y por las altas temperaturas registradas en la primera semana  de septiembre.

Desde Vinos de Madrid se explicó que los viñedos este año no han sufrido plagas ni enfermedades.