Una treintena de personas se ha concentrado este sábado frente al Parlament para mostrar su rechazo a la supresión del Consell de la Joventut de la comunidad (CJIB) y destacar la necesidad del mantenimiento de este órgano, que impulsa la participación de los jóvenes en las políticas del Govern.

Así ha informado a Europa Press la presidenta del CJIB, Marta Carrió, quien ha revelado también que el próximo lunes registrarán en la Cámara balear una petición para mantener un encuentro con el presidente del Parlament, Pere Rotger, con quien esperan reunirse porque "forma parte de su responsabilidad".

La concentración, en la que han participado también representantes políticos como el portavoz del PSM-IV-ExM y Més per Menorca, Biel Barceló, se ha llevado a cabo frente a la Cámara con la intención de recordar que fue en este espacio donde hace 27 años se aprobó la ley que contemplaba la creación del CJIB con un "consenso absoluto" y que también va a ser aquí donde se prevé que este órgano muera.

Carrió ha incidido en que el CJIB aboga también por adoptar medidas de austeridad y ha lamentado que el portavoz del Govern y conseller de Educación, Cultura y Universidades, Rafael Bosch, no les haya recibido para abordar las posibles alternativas al cierre de la entidad.

"La adaptación del CJIB es posible pero es impensable y absurda su abolición", ha manifestado la presidenta, quien también ha entendido que el Govern ha utilizado la crisis económica como "excusa" para eliminar este órgano de trabajo, que, además, históricamente siempre ha estado "muy mal dotado económicamente".

La máxima representante del CJIB ha incidido en que este órgano "trabaja en la construcción de las políticas de juventud" de la comunidad por lo que "no se puede eliminar". En este sentido, ha remarcado su intención de, si finalmente es suprimido, continuar trabajando por la juventud de las islas porque no hacerlo "sería una irresponsabilidad".

En cualquier caso, según ha dicho, el Govern todavía no les ha comunicado cuándo se hará efectivo su cierre. Asimismo, Carrió ha reprochado al Ejecutivo de José Ramón Bauzá que "imponga" sus decisiones y que "no mueva ni un dedo" por los jóvenes de la comunidad.