El Sindicato Médico Andaluz ha comenzado a distribuir desde esta misma semana en hospitales públicos y centros de salud de la comunidad un 'Decálogo de buena praxis médica', una medida que ha partido a iniciativa del sindicato en Sevilla tras la reunión mantenida la semana pasada para analizar cómo afectarán los recortes de la Junta en el personal sanitario.

En declaraciones a Europa Press, el delegado sindical de Urgencias del SMS, Miguel Ángel Montilla, ha concretado que este decálogo se está entregando "tanto en mano" a los mismos profesionales en sus centros de trabajo, como a través de correo electrónico a los afiliados al sindicato.

Según Montilla, las medidas de recorte aprobadas por la Junta van a suponer un "deterioro en la calidad asistencial", además de la "desmotivación" de este colectivo y la "previsible fuga de profesionales" a otros ámbitos, con la "consiguiente dificultad que supondrá la captación de nuevos profesionales para la sanidad andaluza ante las precarias condiciones laborales".

En cuanto al 'Decálogo de buena praxis médica', cuyo objetivo último es "preservar la salud de los ciudadanos", ha desgranado que el mismo recoge en su primer punto el que los médicos "traten pacientes y no indicadores", por lo que se aconseja hacer las tareas propias de "ingreso, dar de alta o derivar al paciente cuando lo necesite, pero no para mejorar un indicador de gestión".

El segundo punto del decálogo recoge que en los actos como médico, "se anteponga la seguridad del paciente frente a cualquier criterio economicista", a la par que piden "rechazar cualquier objetivo y remuneración que atenten contra la calidad asistencial".

En un tercer punto relativo al uso de los fármacos, se aconseja al galeno que se haga "según tu experiencia y ciencia, haciendo prevalecer la eficacia y seguridad de los mismos y no sólo el precio"; mientras que en un cuarto punto se hace hincapié en el "deber de cuidar de la salud del individuo y de la comunidad". Por ello, pide "priorizar la actividad asistencial ante cualquier otra, limitando, si es preciso al máximo, el tiempo dedicado a las actividades docentes, investigadoras o burocráticas".

El quinto punto del decálogo, que recoge Europa Press, aconseja al galeno "cumplimentar la historia clínica de forma clara, completa y dejando constancia de todas las actividades y decisiones que tomes, así como la justificación de las mismas".

El sexto punto pide que se dedique a cada paciente "el tiempo necesario, rehusando y denunciando partes quirúrgicos sobrecargados y agendas masificadas que impidan una adecuada atención sanitaria".

De igual modo, recomiendan "actuar según las Guías de Práctica Clínica", por lo que argumentan en su séptimo punto "no llevar a cabo procedimientos sin el correspondiente consentimiento informado y comprobación de la lista de verificación".

"Rehúsa llevar a cabo tareas que no corresponden a tu categoría y/o especialidad y comunica aquellas actividades médicas realizadas por personal no médico", recoge el decálogo en su octavo punto, mientras que en el penúltimo punto aconseja "utilizar la Gestión Clínica para mejorar la salud de tus pacientes y no para racionar en medios diagnósticos y terapéuticos".

El décimo y último punto de este decálogo pide al médico, pese a los recortes, que "no abandones el Sistema Sanitario Público Andaluz ante el deterioro de éste, tus precarias condiciones laborales y la desmotivación. Quédate y defiende tus derechos y los de tus pacientes", concluye.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.