María Ángeles R.G., la mujer de 29 años que fue rociada hace dos días con ácido sulfúrico cuando salía de su domicilio en el barrio de Pueblo Nuevo (Ciudad Lineal), ha dicho a la policía que quiere una orden de alejamiento contra su marido, ha confirmado un portavoz policial.

Dado que la mujer está custodiada en el hospital, la policía no ha tramitado aún la petición, motivo por el cual no consta en ningún órgano judicial, ha confirmado el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM).

La policía tiene previsto "tramitar dentro de poco" la petición de María Ángeles, que continúa ingresada en la Unidad de Quemados de La Paz, mientras que su marido se encuentra en libertad.

Entretanto, prosigue la investigación policial, que podría dar frutos en breve: "Estoy segura de que en las próximas horas o días se detendrá al responsable", ha dicho esta mañana la delegada del Gobierno en Madrid, Cristina Cifuentes.

La delegada ha confiado en que, una vez detenido, "caiga sobre él todo el peso de la Justicia", a la vista del "sistema especialmente horrendo" que ha utilizado contra la mujer.

El marido, detenido

La policía detuvo este viernes a Özgüir Dogan, de 29 años y origen turco, marido de María Ángeles R.G. Según informó una portavoz de la Jefatura Superior de Policía de Madrid, el arrestado, que no se espera que pase este sábadoy a disposición judicial, está acusado de "presuntos malos tratos continuados en el ámbito familiar", cometidos antes de la agresión cuya autoría sigue investigando la policía.

Consulta aquí más noticias de Madrid.