Los sindicatos CCOO, UGT y USO han convocado una movilización para el próximo día 29 de julio a las 19.00 horas en contra del recorte "continuo y repetido" de la mayoría de los servicios de seguridad, que comenzará en el Centro Comercial Porto Pi.

En un comunicado, los sindicatos han criticado los recortes "tanto públicos como privados", y han indicado que éstos han sido "la gota que ha colmado el vaso", por lo que van a iniciar "una campaña de seguimiento" de las condiciones de trabajo de los vigilantes de seguridad en los centros que primen lo económico a la hora de renovar los contratos.

No obstante, las organizaciones sindicales han destacado que los recortes "son entendibles y hasta necesarios", en épocas de crisis pero han hecho hincapié en que los clientes de las empresas de seguridad "no pueden pretender" que se mantengan el mismo nivel "con la mitad de recursos".

En este sentido, han explicado que "debido a la crisis", la conflictividad y el riesgo ha crecido "exponencialmente" a la misma, y que los hurtos en los establecimientos "están a la orden del día", por lo que el riesgo físico y personal de los vigilantes de seguridad encargados de custodiar las instalaciones de los clientes sin medios técnicos, también ha crecido.

Al respecto, han señalado que, pese a que hasta la fecha "no ha ocurrido ninguna desgracia personal, ni ningún robo de consideración gracias a la profesionalidad de los vigilantes de seguridad", por los recortes, "a la larga puede salirle caro a los clientes".

En este caso, han indicado que si algún vigilante sale "mal parado" se verán "en la obligación de pedir las responsabilidades oportunas al causante y único responsable los clientes de las empresas".

Por otra parte, han destacado que el último caso donde se reflejan dichos recortes es en el centro comercial de Porto Pi en Palma ya que, según han explicado, el centro ha optado por contratar una empresa "por el mero hecho de ofertar temerariamente a la baja".

En este sentido, han asegurado que este hecho pone "en grave riesgo al centro comercial, a los usuarios del mismo y al equipo de seguridad" al haber dejado al equipo de seguridad con 14 integrantes menos.