Pereza
Rubén Pozo y Leiva forman Pereza. Archivo

Fue el 18 de diciembre de 2010. Pereza ofrecieron en el Palacio de los Deportes un concierto con el que cerraban en su ciudad la exitosa gira de presentación de Aviones, el que a día de hoy sigue siendo su último disco de estudio. Una fiesta por todo lo alto que, sin embargo, dejaba un poso amargo entre sus numerosos incondicionales: aquella noche, el dúo madrileño formado por José Miguel Conejo, Leiva, y Rubén Pozo se despedía de los escenarios para concentrarse en sus respectivos proyectos en solitario. Lo hacía, en principio, de manera temporal, aunque indefinida. Lo cierto es que nadie sabía cuándo llegaría la próxima ocasión de verlos juntos sobre las tablas.

Vivir juntos, morir solos

Arrancó en ese preciso instante una aventura que se plasmó en dos discos prácticamente consecutivos. Primero llegó el de Leiva, Diciembre, el pasado mes de febrero. Apenas un mes después, en marzo, vio la luz Lo que más, de Rubén Pozo. Y aunque ambos colmaron las ganas de nuevo material de sus seguidores, los rumores sobre su regreso seguían sobre la mesa. Una y otra vez, las preguntas sobre el tema en las entrevistas de promoción de sus respectivos discos se sucedían. Pero ni uno ni otro parecían dispuestos a soltar prenda y aclarar las dudas sobre su futuro. "Leiva y yo no nos poníamos de acuerdo, y pensamos que lo mejor era tirar cada uno por su lado", declaró Rubén en abril. Leiva, por su parte, tampoco daba más detalles: "La gente me pregunta dónde está Rubén. ¡No lo sé! ¡Tampoco somos siameses!", contestó entre risas a 20 minutos cuando le preguntamos por su compañero de batallas.

Pero todo tiene un fin. Aunque sea efímero. Este viernes Rubén y Leiva ponen punto y final a la larga espera con un gran concierto en el que sonarán los temas más conocidos de su carrera. Una cita que vuelve a abrir la caja de las especulaciones sobre la posible grabación de un nuevo disco, posibilidad sobre la que ya se pronunció el propio Leiva en la citada entrevista. "El único motivo por el que volveríamos a grabar un disco sería porque nos apetezca".

Seguro que no son pocos los que esperan que, tras noches como esta, se les vuelva a despertar el perezoso gusanillo.

El dueto tocará este viernes en el Palacio de Vistalegre de Madrid, a las 20.15 horas. Precio: 25 euros en www.ticketmaster.es